SAN ISIDRO / PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Recuerdos de Villa Ocampo

“Una belleza invisible, casi como la de los recuerdos”. Así describía Victoria Ocampo a San Isidro, provincia de Buenos Aires, localidad donde se instaló a partir de 1941. Su morada, una casa que a simple vista se confunde con un palacete, albergó a muchos de los principales intelectuales de la primera mitad del siglo XX, como Jorge Luis Borges, García Lorca, Gabriela Mistral, Albert Camus, Stravinsky, Graham Greene, André Malraux, y funcionó como trinchera de la Revista Sur, la publicación literaria más importante en la historia de este país.

Villa Ocampo no es otra cosa que un reducto aristocrático que ostenta la suntuosidad de la arquitectura de finales del siglo XIX, mezcla de diversas influencias, épocas y regiones europeas, aunque de un claro sesgo franco-victoriano. Lo que en principio fue la casa de verano familiar, hoy es un museo que rememora las tertulias en donde confluían los más importantes hacedores artísticos de esos tiempos.

En sus largos pasillos y amplios cuartos de techos altos alberga exposiciones, muestras de arte, obras teatrales, y principalmente, la biblioteca, con más de 12 mil títulos en francés, inglés y español. Solo hace falta mirar una de las 200 fotografías que hay expuestas para notar la importancia que tuvo esta Villa en el ámbito cultural de la época: sentados en las escalinatas de la casa descansan, jóvenes y distendidos, Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares, su esposa, Silvina Ocampo, hermana menor de Victoria y una de las escritoras más importantes de la Argentina, y claro, la propia Victoria, con lentes oscuros y sombrero blanco de ala ancha.

Está abierta al turista los sábados y domingos de 14 a 18 horas.

 

Volver a la nota principal: San Isidro, un escape de verano a minutos de la ciudad