Un curioso invento para viajar livianito

Cargar el equipaje de mano podría ser un recuerdo. Un español creó el prototipo de una maleta que obedecerá como perro guardián. Video.

Ficha

Una de las situaciones más engorrosas a la hora de viajar en avión, en particular durante las largas esperas en los aeropuertos, es cargar el bolso o la valija de mano. Resulta incómodo para recorrer libremente el freeshop, si queremos tomar un café o comer algo, y hasta –digamos la verdad– para ir al baño, ya que no sabemos dónde dejar nuestro bolso.

Pero esta situación podría cambiar muy pronto si prospera el invento realizado por un joven español llamado Rodrigo García González. Se trata de la “Maleta Robot”, a la que no hace falta llevar encima. Simplemente sigue al viajero como un buen perro guardián.

Denominado “Hop”, esta maleta, que se moviliza como una oruga, utiliza una señal de Bluetooth captada por el teléfono celular del usuario, que de este modo le permite guiarla detrás de él, como un auto a control remoto.

En el video (que reproducimos más abajo en esta nota) se ve a un hombre caminar mientras una pequeña valija lo sigue obedientemente. La señal del teléfono es recibida por tres sensores que están ocultos en el equipaje, y un microprocesador moviliza las dos orugas que hacen rodar a la maleta. Es cierto, el movimiento es lento, pero libera de tener que cargar con el peso.

Además, no hay que tener miedo de perder la maleta. Si la señal se corta dentro del aeropuerto, el equipaje quedará detenido y el teléfono comenzará a vibrar para avisar a su propietario, explicó González. “No está funcionando al ciento por ciento, pero creo que en el futuro es algo que vamos a ver a menudo”. Antes de su comercialización, González expresó que tiene que reunir un equipo de trabajo y encontrar financiación para su proyecto, algo que seguramente no será difícil de hallar. Todo sea por hacer más relajada y placentera la espera en los aeropuertos.

Video

Por Ariel Ferrero. Nota publicada en el Diario Perfil el 22 de diciembre de 2012

Deja un comentario