PROVINCIA DE NEUQUÉN

La Patagonia tierra adentro, por la Ruta Mapuche

El etnoturismo constituye una propuesta diferente para acercarse a las costumbres de pueblos originarios que mantienen vivas sus raíces.

En Neuquén existen más de 20 comunidades mapuches, que, entre lagos, bosques y montañas, invitan a los viajeros a descubrir sus tradiciones, música, artesanías y gastronomía. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: , ,

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para:


Ver mapa más grande

Tantas son las clases de turismo como extravagantes viajeros existen en el mundo. Ellos varían no sólo en sus gustos y preferencias, sino también en el poder adquisitivo, el interés de experimentar una estadía diferente y la necesidad de salir por completo de la vida cotidiana. En la Argentina, una de las opciones alternativas que tomó verdadero auge es el etnoturismo, cuya principal propuesta consiste en adentrarse en algunas de las más de mil comunidades aborígenes que existen a lo largo del territorio.

El turismo étnico es una propuesta diferente a los tradicionales itinerarios y tiene por objetivo central el compartir las actividades cotidianas de cría de ovejas, cultivos en la tierra y elaboración de comidas o artesanías. Un circuito alejado de la agitada vida que caracteriza a las grandes urbes y que en la provincia de Neuquén se conjuga con actividades de aventura en lagos, montañas y valles.

En territorio neuquino las raíces culturales son de la tradición milenaria mapuche, la cual se refleja en cada una de las manifestaciones de la vida cotidiana de las más de 30 comunidades aborígenes, que conservan el valor por su cosmovisión, religión y costumbres. La mayoría de ellas, se concentran en la zona de la Patagonia de Los Lagos e invitan al turismo a conocer su tierra.

Una de las maneras tradicionales de visita a las comunidades mapuches es a través de agencias turísticas que ofrecen este tipo de itinerarios con guías especializados que, en muchas ocasiones, conocen la lengua y muchas de sus costumbres ancestrales. Sin embargo, también es posible comunicarse con las autoridades de los grupos para coordinar algún tipo de estadía diaria.

SERVICIOS AL TURISTA

Dentro de la provincia de Neuquén existen varias comunidades mapuches que desarrollan diversos servicios al turista, desde la explotación de un centro invernal de esquí hasta campings en algunos de los paisajes más bellos de la Patagonia.

En el Departamento Aluminé está la comunidad Puel en dos áreas bien diferenciadas. Por un lado los que se emplazan en los Parajes Lago Manzano y La Angostura Sur; y, por el otro, quienes están a cargo del Cerro Batea Mahuida, en Villa Pehuenia, donde hay una confitería con comidas típicas y una escuela de esquí que funciona en temporada de invierno.

En el Departamento Ñorquín se encuentra la comunidad Mañke, cuyas actividades se concentran en el Paraje El Huecú donde existe un área de acampe con piscina, sanitarios, fogones e iluminación. Allí, comercializan comidas típicas y criollas, así como artesanías de todo tipo.

En la región existen otros campings gestionados por diferentes grupos mapuches: la comunidad Chiquilihuin, tiene fogones, sanitarios, proveeduría y venta de artesanías; la comunidad Raquithué, posee dormis y servicio de comida; la comunidad Lafquenche, tiene un camping agreste con cancha de fútbol; y, la comunidad Painefilu, ofrece chivos, tortas fritas y pan casero.

COMUNIDADES QUE RECIBEN VISITANTES

Además de las comunidades que ofrecen servicios directos al turista, existen dentro de la provincia de Neuquén muchas otras que abren sus puertas para mostrar a los viajeros sus actividades cotidianas de trabajo en la tierra, cría de animales y elaboración de comidas o artesanías.

En el Departamento Aluminé se encuentran: la comunidad Catalán, en el Paraje Lonco Luan; la comunidad Aigo, en los parajes Rucachoroy y Carri Lil; y, la comunidad Currumil, en el Paraje Quillén, unos 25 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Aluminé, en cercanías del Parque Nacional Lanín; la comunidad Lefiman, en el Paraje Quillén, dentro del área protegida; la comunidad Hiengheihual (llamada también Salazar), en el Paraje Epu Pehuen; la comunidad Los Ñorkinko, en el Paraje homónimo; y, la comunidad Wiñoy Tayín Rakizuam, en los Parajes Poi Pucón, Las Horquetas y Abra Ancha.

En el Departamento Collón Cura se encuentran: la comunidad Ancatruz, en los Parajes Zaina Yegua, Paso Yucón, Piedra Pintada y Sañizo, a unos 30 kilómetros de Piedra del Águila; y, la comunidad Namuncurá, en los Parajes San Ignacio, La Horqueta, Santa Rosa y Cerro Bandera.

En el Departamento Confluencia solamente se encuentra la comunidad R´Ranguiñ Có, a unos minutos de viaje de Plottier, en el Paraje China Muerta.

En el Departamento Huiliches se identifican la comunidad Chiuquilihuin, a unos 50 kilómetros de Junín de los Andes; la comunidad Painefilu, en los Parajes Costa del Malleo, Pampa del Malleo, Huilquimenuco, Confluencia Malleo y Bota Cura; la comunidad Raquithue, en los lagos Huechulafquen y Paimun; la comunidad Atreico, a 25 kilómetros de Junín de los Andes, en los Parajes Atreico y Costa del Malleo, camino al Paso Internacional Mamuil Malal; la comunidad Linares, en los Parajes Aucapán y Nahuel Mapi; y, la comunidad Lafquenche, al pie del Lanín.

En el Departamento Lácar se suman la comunidad Curruhuinca, en los Parajes Trompul, Quila Quina, Pil Pil, Comandante Díaz y Pailamenuco, en cercanías de San Martín de los Andes; y, la comunidad Vera, en los Parajes Trahunco Abajo y Trahunco Arriba.

En el Departamento Loncopué están la comunidad Kilapi, el Paraje Chorriaca; y la comunidad Millain Currical, en los Parajes Juncal, Pichaihue y Trancura. Finalmente, en el paraje El Huecú del Departamento Ñorquín, están las comunidades Mañke y Maripil.

ARTESANÍAS MAPUCHES

En distintos puntos de la provincia se comercializan artesanías mapuches elaboradas a bases de costumbres que pasan de una generación a otra y se convierten en un sustento más de vida. Si bien algunas comunidades venden en sus domicilios particulares o el centro comunitario, también se encuentran algunos lugares específicos como los locales de “Artesanías Neuquinas”, en las ciudades de la capital de Neuquén, San Martín de los Andes, Junín de los Andes y Copahue.

Con los tejidos hacen bolsos, chalecos, medias, pullovers, ponchos, alfombras, mochilas, porta celulares o cigarreras, gorros, boinas, guantes, fajas, matras, cubrecamas y vinchas. En el rubro de la soguería trabajan en sogas para caballos. Hay, además, numerosos productos en madera de la región (como cucharas, bateas, tazas, dulceras, tablas para picar alimentos, cuadros, ruecas, husos, percheros) y productos elaborados en cueros, como rodilleras, botas de potro para domas y alfombras.

Los atractivos de las mujeres son los trabajos en platería de alpaca, tales como aros, pectorales, cascabeles y alfileres. Entre los instrumentos musicales hay de percusión, como el cultrun; y de viento, como la trutruca o la pifilca, entre otros. Y, con las piedras fabrican mates y ceniceros.

TRADICIONES MAPUCHES

Durante el año las comunidades mapuches celebran dos eventos de importancia: el Traum Kezau Mapuche (Encuentro del Trabajo Mapuche), durante el mes de julio en la ciudad de Junín de los Andes; y la Fiesta del Puestero, en el mes de febrero, cuando exponen y venden sus productos.

Si bien los padres de familia son los que sostienen la economía del hogar y las madres realizan tejidos y cría de aves de corral, los niños trabajan desde temprana edad en las tareas del campo. La unidad lingüística tuvo gran incidencia en la organización de las comunidades en la provincia.

El cacicazgo se mantiene como forma de liderazgo y conducción. Tradicionalmente, los lonkos eran elegidos por herencia, pero hoy son elegidos por las familias que integran las comunidades. La elección se hace una vez por año y dura tres días. En casi todos los grupos persisten las prácticas de ceremonias religiosas primitivas, aunque algunas se combinaron con creencias y prácticas cristianas.

Las comunidades creen en Nguenechén (Dios) y cada año ofrecen una rogativa denominada Nguillatún que dura varios días. El Choique Purrún es una danza que imita las sucesivas etapas en la vida del ñandú; y el Loncomeo, es una rogativa que realizan solamente los hombres.

Algunas comidas típicas son: el Nguilliu, fruto de la Araucaria Araucana o Pehuén, el cual se cosecha año por medio; el Queso Cordillerano, elaborado con técnicas caseras; la chicha, una bebida que se hace con trigo y se deja fermentar con azúcar quemada; el catuto, un pan que se hace al rescoldo con el preparado del trigo para la chicha; y el ñaco, harina integral de trigo tostado.

DATOS ÚTILES

  • Para más información y teléfonos de contacto con las comunidades mapuches de la provincia de Neuquén: www.neuquentur.gob.ar.
  • En el acceso a la provincia de Neuquén hay barreras sanitarias que impiden el ingreso de carnes, productos de origen animal y todo tipo de frutos.
  • Los viajeros que van de pesca no deben olvidar sacar previamente el permiso obligatorio.
  • En el Parques Nacionales Lanín durante la temporada estival se cobra un pase verde.
  • Para viajar en las rutas patagónicas, es importante consultar el estado de los caminos antes de cada viaje al teléfono 0810-333-7882.
  • Es importante tener encima dinero en efectivo y combustible, ya que en temporada turística los cajeros de las localidades pequeñas suelen saturarse y las estaciones de servicio ser escasas.
 

31 Comentarios en “La Patagonia tierra adentro, por la Ruta Mapuche

  1. Tu ignorancia no es supina , sino superlativa , si buscas en libros de historia te vas a enterar que en 1775 llegaron las primeras familias (alrededor de 14-15) mapuches a nuestro pais , en 1818 llegó Yanquetruz , luego cacique Ranquel , en 1831 llegó el gran asesino de nuestros Tehuelches (unos 90 000) y según unos ONCE libros leidos po mi de la universidad de Chile son descendientes de Molles . No te preocupes por la vida de los mapuches , ellos han sido los grandes exterminadores de las etnias locales ,Yanquetruz asoló las ciudades de Salto ,Chascomus ,Rojas ,Lobos ,etc. Tmbien habría que moderar tu comentario por ignorancia .

      • MARIA ESTER | 16/01/2015 | 13:26

        La verdad que no se cual es el objetivo de querernos cambiar nuestra historìa! “LOS MAPUCHES NO SON PUEBLOS ORIGINARIOS DE ESTA ZONA ” Por favor lee historia argentina se ve que no sabes nada disculpame.Aca los verdaderos originarios eran los “TEHUELCHES EN TODO EL SUR QUE TE QUEDE CLARO”LOS MAPUCHES SON INTRUSOS “Mi abuela murìo a los 118 años ella era oriunda de ESQUEL y nos contaba que venìan los MAPUCHES (CHILENOS ELLOS) y aparte de matar a los TEHUELCHES se violaban a sus mujeres mataban a su niños y asì exterminaròn a los verdaderos dueños de estas tierras..

      • Guillermo : no es este el caso , comparto con vos la duda de los 30 000 , pero en este caso se trata de estimaciones que hicieron los que investigaban nuestro sur en aquellas epocas , no se trata de mainipulaciones politicas , incluso el perito Moreno que hasta trajo mujeres y niños mapuches a la antigua Asistencia Publica para vacunarlos contra la viruela , ya por 1878 , ya había unas pobres estadisticas por aquellas epocas .

      • La totalidad de los indios de la Patagonia no superó nunca los 100.000.
        El Gobierno Nacional no podía tolerar que toda esa extensión estuviera aterrorizada durante 80 años, por malones que secuestraban a niños y mujeres de los fortines y de las tribus tehuelches.
        El Presidente constitucional Nicolás Avellaneda eleva al Congreso en agosto de 1878 un proyecto de ley demorado 12 años, que dispone la ocupación de todo el territorio hasta las márgenes del Río Negro.
        Se aprueba democráticamente una campaña militar y científica al mando del Ministro de Guerra, General Julio Argentino Roca.

        Avellaneda aclaró: “No se trata de suprimir al indio, sino al desierto que lo engendra.
        Las fronteras habrán desaparecido cuando dejemos de ser los dueños del suelo por herencia del rey de España y pasemos a serlo por la población que lo fecunda y el trabajo que lo apropia”

        Según todos los documentos de la época la población se estimaba en 80.000 indígenas.
        • Los indios muertos en combate fueron 1.313
        • Prisioneros 13.000 indios y 5 caciques, entre combatientes y no combatientes

        Esta cantidad de prisioneros, desmiente que haya habido una orden de matar y no detenerlos.
        Es posible que haya habido actos no queridos, pero no puede hablarse de genocidio cuando las muertes sólo alcanzaron el 2% de la población total estimada.

        Por eso Luisina te decía que lo de 90.000 me suena a los 30.000 (que ahora reconocen que esta cifra fue inventada para conseguir el apoyo internacional)
        Yo escribí una obra con la historia de Piedra Buena en donde toco todos estos temas.
        Si querés tener mas información estoy a tus ordenes : contandohistorias@hotmail.com.
        Saludos

    • Sebastián Bragagnolo | 16/01/2015 | 14:42

      Estimada Luisina, lo que mencionás son registros históricos de los españoles que invadieron estas tierras. ¿En serio pensás que la primera vez que alguien cruzó la cordillera fue en 1775? Vivo en Mendoza, y en la cordillera hay senderos que se usan hace por lo menos 2000 años. Por otro lado, hablar de Argentina y Chile antes de que ambos países existieran es una pavada. En 1775 eran meras divisiones administrativas de la colonia española, por lo que atribuirle a los mapuches nacionalidad chilena (cuando existían, insisto, a AMBOS lados de la cordillera CIENTOS de años antes que llegaran los españoles) es una estupidez. Espero que además no estés de acuerdo con que hay que “terminar el trabajo de Roca”, como piden en algún otro comentario…

  2. John O | 16/01/2015 | 12:25

    Que yo sepa, el término “mapuches” como tal significa “gente de la tierra (originarios)” y no alude puntualmente a tribu (pueblo/clan) alguna en particular.

    En la Patagonia habitaron puelches, tehuelches, huiliches, onas, yaganes, selknam y algunos otros clanes más; coexistieron entre ellos pacíficamente y no tanto, principalmente por el territorio: guerrearon, se mudaron, se asentaron, se absorbieron… tal como narra la historia ancestral en todo el planeta. Hubo caciques que sobresalieron por la unificación de las tribus; unos guerreros, otros pacificos. Los hubo cuatreros, los hubo apaciguadores, los hubo hostiles al hombre blanco y los hubo negociadores. Hubo de todo, en fin; hasta hubo un hijo de estirpe de caciques que hoy es beato de la iglesia católica.

    Cuando se habla de “nación mapuche” y sus reivindicaciones, su clamor por justicia, etc. se alude a algo más ideal que real. Porque nunca existió entre las tribus del sur americano una unidad tal que permitiera homogeneizar su cultura, historia y valores.
    La responsabilidad del “huinca” (hombre blanco: el europeo intruso) es ineludible en cuanto a su comportamiento con ellos, pero puntualmente con cada tribu y no genéricamente contra una nación.

  3. esteban gomez | 16/01/2015 | 15:05

    RECOMIENDO LEER LA HISTORIA DE NUESTRO NATIVOS EN PROFUNDIDAD

    LOS MAPUCHES SON INDIOS CHILENOS (ESTO SE VISLUMBRA LUEGO DE LEER KILOMETROS DE RENGLONES DE LA HISTORIA DE NUESTRA TIERRA), NADA TIENE QUE VER CON NUESTROS NATIVOS.

    EN EL DIARIO DE SECIONES DEL GOBIERNO DE CHILE, FIGURA EL ROBO ESCANDALOSO QUE HACIAN EN ARGENTINA DE NUESTRO GANADO., ES MAS UN PRESIDENTE CHILENO DE LA EPOCA; BULNES, LO COMPRABA

    MAPUCHES A CHILE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *