ACAPULCO / MÉXICO

¿Relax en una de las ciudades más peligrosas del mundo?

En pocos años, Acapulco pasó de ser sinónimo de jet-set y glamour a escenario de la narco-violencia. Galería de fotos.

De la época de oro, que atraía a las estrellas de Hollywood, Acapulco pasó al descuido. La ciudad ahora busca resurgir de la mano del magnate Carlos Slim. Foto: VisitMéxico [ Ver fotogalería ]

Por Andrea Sosa Cabrios (DPA)

Acapulco fue hace unas décadas sinónimo de jetset y glamour. Y en años más recientes, escenario de la narco-violencia. De la época de oro, que atraía a las estrellas de Hollywood, se pasó al descuido.

Acapulco es ahora la segunda ciudad más violenta del mundo, al registrar una tasa de homicidios dolosos de 143 por cada 100.000 habitantes, sólo superada por San Pedro Sula, Honduras, que tiene el récord de 169 asesinatos violentos por cada 100.000 habitantes y ocupa el primer lugar.

Así lo reveló el estudio realizado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, en el que se analizó la incidencia criminal de 50 ciudades en el mundo. Los datos arrojaron que la inseguridad en México se ha incrementado en los últimos años de manera considerable.

Es por eso que ahora esta ciudad mexicana busca resurgir de la mano del magnate Carlos Slim, el hombre más rico del mundo (con 72.000 millones de dólares según la revista “Forbes”), quien encabeza un gran proyecto de rescate de la zona más antigua de esta urbe del Pacífico, en el que participan autoridades mexicanas y el sector privado.

El plan puesto en marcha incluye un malecón de 4,5 kilómetros junto al mar -en contraste con el muro de hoteles que tapa la vista en la mayor parte de la costa-, una ciclovía, restaurantes y tiendas de piedra y palmera, un “Acabús” para mejorar el tránsito y un futuro “Maribús” para traslados marítimos.

En los mejores años de Acapulco, en los 50 y 60, las luminarias de la época se paseaban por sus playas. Brigitte Bardot, Frank Sinatra y María Félix disfrutaron de la bahía. John Wayne y Johnny Weismüller, el famoso tarzán del cine, compraron el hotel Los Flamingos con su “pandilla de Hollywood”.

Weismüller vivió sus últimos años en Acapulco y está enterrado cerca. Elizabeth Taylor eligió Acapulco para casarse con Mike Todd, el tercero de sus ocho maridos, mientras que John y Jacqueline Kennedy pasaron ahí algunos días de su luna de miel, igual que Bill y Hillary Clinton.

Pero llegó la competencia. Surgieron destinos más exóticos y más modernos, aviones capaces de trasladar turistas a sitios más remotos. Y también los males modernos: la contaminación, el caos urbano, los embotellamientos de tránsito y la inseguridad.

En la última década los vuelos internacionales prácticamente abandonaron la ciudad y el Acapulco Tradicional, escenario de aquellos años de oro, quedó abandonado, mientras florecían en la parte sur, el llamado Acapulco Diamante, hoteles de alto turismo, edificios y residencias de lujo con un público doméstico.

No puedes decir no en Acapulco. Con cada latido tu corazón responderá que sí“, cantaba Elvis Presley en su película “Fun in Acapulco”. La ciudad apareció también en libros como “La región más transparente” de Carlos Fuentes y en música de todos los estilos: le cantaron Agustín Lara y Bob Dylan, Phil Collins y Ringo Starr, Luis Miguel y Raphael.

Y más recientemente, ya como parte de los esfuerzos de promoción, sus playas aparecieron en el video “Whistle” del cantante Flo Rida y en “Follow The Leader” de Jennifer Lopez con Wisin & Yandel.

Situado a menos de 400 kilómetros de Ciudad de México, Acapulco es el destino más querido de los mexicanos de todas las clases sociales. Según las autoridades locales, gracias a las campañas de promoción y al operativo policiaco-militar Guerrero Seguro, el turismo se está recuperando.

El cierre de 2012 fue el mejor diciembre en una década, con un 60,4 por ciento de ocupación promedio mensual y con un 98 por ciento para los días de Año Nuevo. Pero el turismo internacional brilla por su ausencia y representa menos del 10 por ciento del total.

En febrero de 2012 se creó el Consejo Consultivo para el Rescate del Acapulco Tradicional, que articula todos los esfuerzos para esa parte de Acapulco. Slim fue nombrado presidente.

El organismo está formado por el gobierno del estado de Guerrero, donde se ubica Acapulco, el ayuntamiento, empresarios y sociedad civil, que esperan ver cambios importantes en unos tres años.

Según relata el secretario de Fomento del Turismo de Guerrero, Javier Aluni Montes, el “boom” de Acapulco tuvo mucho que ver con el cierre de Cuba después de la revolución encabezada por Fidel Castro.

Cuando Fidel Castro cierra La Habana los norteamericanos se quedan sin un resort, sin un lugar adonde poder ir. En ese momento detona Acapulco como destino de playa y Las Vegas para el juego, porque en México no estaba permitido“, dijo Montes a la agencia DPA.

Acapulco pensó que la tenía hecha y que la gente, por el clima, siempre iba a venir. Qué sucede: empieza a haber un descuido y un rezago en la remodelación de inmuebles porque no es un destino planeado. Ahora lo que estamos haciendo es renovar toda la casa“.

Pero no sólo es una cuestión de infraestructura. “Un poco lo que queremos hacer es recuperar el tejido social, recuperar los espacios públicos, recuperar la vida de la comunidad“, explicó Adrián Pandal González, el hombre de Slim designado para esta labor, que dirige también la Fundación del Centro Histórico de Ciudad de México.

En el centro histórico de la capital lo hicimos hace diez años y ha funcionado muy bien. El trabajo es un poco similar, aunque en Acapulco se trata de recuperar una zona con cuestiones también sociales“.

Pandal González dice que se apuesta por un ordenamiento urbano y social, para atacar el problema con medidas de fondo. Aunque no quiere adelantar qué tipo de inversión podría hacer el propio Slim ni cuenta con cifras globales para todo el proyecto, señala que se han destinado al menos 16 millones de dólares para remodelar la zona del malecón.

También estamos haciendo muchas actividades de deporte, por ejemplo, para que los niños tengan actividades entre semana como es en Río de Janeiro“, indicó. “Cuando hay un buen ambiente y el lugar está bonito y está arreglado, el turismo llega. Estamos seguros de que esto va a tener repercusiones para todo Acapulco“.

MIRÁ LA GALERÍA DE FOTOS

 

Seguinos en Twitter:  


 

Deja un comentario