EUROPA / RUTAS RELIGIOSAS

Una cita con el espíritu

El Viejo Continente también puede ser recorrido a partir de sus templos y centros religiosos. Fotogalería

La Catedral de San Basilio, en Moscú. Foto: VisitEurope [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir: ,

Con quién ir: ,

Ideal para:

Por Pablo Helman. Nota publicada en el Diario PERFIL el sábado 23 de marzo de 2013.

Entre las infinitas maneras de aproximarse a lo que se llama “cultura europea”, la espiritualidad –en el sentido estricto de experiencia religiosa– es una excelente opción. Desde VisitEurope dan algunas claves sobre lugares esenciales.

Esta travesía podría comenzar en Irlanda. Los visitantes que deseen escapar de las multitudes y abrazar un momento de soledad, podrían tomar rumbo hacia Croagh Patrick, situado en el condado de Mayo, al oeste del país.

Llamada “el reek” por los locales, esta montaña se considera un lugar para encontrar el perdón y la paz de la mente y es el lugar más sagrado de Irlanda, centro de peregrinación desde hace 5 mil añosSe dice que San Patricio caminó por aquí, los siete kilómetros de la ruta de los penitentes, en el siglo X.

Ya en el continente, en Den Bosch, Holanda, se encuentra la catedral de St. Jan. Allí, el turista es recibido por una estatua de ángel que viste jeans, una laptop cuelga del hombro y usa un celular que sólo tiene un número. Según su autor, porque es “una línea directa con el cielo”.

Si bien tanta modernidad impacta, el gran órgano, con tuberías del siglo XVII, es una de las atracciones principales de esta catedral neerlandesa. Primero fue construida en 1380 como iglesia parroquial en estilo románico, pero finalmente se convertiría en la catedral gótica de la diócesis de Hertogenbosch. Fue utilizada por una minoría protestante por más de cien años, pero en el siglo XIX fue restaurada y una vez más usada por la congregación católica.

La siguiente parada de este recorrido europeo es el Monasterio de Rila, en Bulgaria. Situado en la montaña más alta de la Península Balcánica, fue fundado en el siglo X por San Juan de Rila, un ermitaño ortodoxo que eligió vivir aislado en las cuevas.

En el mismo plan de viaje, en Bélgica está Banneux, un pequeño pueblo en la provincia de Lieja. Aquí, la leyenda dice que la Virgen María se apareció ocho veces a Mariette Beco, una niña de 11 años de edad, la mayor de siete hijos. Mariette vivía, en el seno de una pobre familia obrera, en una parte aislada de Banneux, cerca del borde de un bosque. Ya en 1933, vio por primera vez a la Virgen María a través de una ventana.

Pero en las siete siguientes apariciones, la Virgen llevó a Mariette al bosque y después le mostró un muelle, diciendo que ella estaba allí para “aliviar el sufrimiento”. Con una fuente sagrada, varias capillas en el bosque y una iglesia, Banneux es conocido como un lugar de sanación, donde la gente busca la cura de sus enfermedades.

Son muchos los espacios que cuentan con la atención de los viajeros. Lourdes, en Francia, es un clásico, mientras que Anglona, en Estonia, representa el valor de una tradición vigente.

Seguinos en Twitter: @TurismoPerfil

3 Comentarios en “Una cita con el espíritu

  1. Pingback: Una cita con el espíritu | Turismo Maimónides

  2. Pingback: Un descanso para el cuerpo y el alma | Turismo

Deja un comentario