Isla de Amorgós, islas Cícladas (Grecia). Homero la llamó la “isla desnuda”, ya que su tierra es estéril en gran parte de su superficie. Sus grandes atractivos son sus playas y su encantador monasterio, el de Khozoviótissa, levantado en el siglo XI y colgado a 300 metros sobre un acantilado. Foto: Condé Nast Travel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *