GUANACASTE (COSTA RICA). El verde boscoso de sus parques nacionales y el azul profundo de su mar son la mejor carta de presentación de Guanacaste, la segunda provincia más importante de Costa Rica, situada al extremo noroeste del país. De sus playas resaltan Tamarindo por su ausencia de humedad en todo el año y su carácter íntimo; otras como Pan de azúcar y Ocotal están entre las preferidas de los turistas por su naturaleza virgen y extraordinarios atardeceres. Visitar estas playas es el punto de partida para adentrarse en sus profundidades, a unos 20 minutos se descubren las Islas Murciélagos y Catalina, desde donde se puede bucear por US$ 125. Para los amantes de la naturaleza, las 34800 hectáreas del Parque Nacional Rincón de la vieja son una buena oportunidad para deleitar la vista, con volcanes de hasta 6000 metros y también para zambullirse en sus lagunas volcánicas. El verde se extiende hasta la reserva de Rancho humo que ofrece un tour ecológico por humedales, bosques tropicales y cientos de hábitat de aves, entre ellos el del Jabirú, el pájaro acuático más exótico de la provincia. El precio del recorrido alcanza los US$ 100 por persona e incluye guía, almuerzo y transporte. El avión, desde Buenos Aires, aterriza en Liberia, capital de Guanacaste, y si se va en pareja es recomendable aprovechar los paquetes turísticos, que por US$ 5755 ofrecen transporte y hospedaje. Foto: Diario Perfil

Volver a la nota: Fotogalería | Propuestas invernales de Sur a Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *