Iruya es otra de las localidades más bellas de Salta. Perdida en medio de coloridas montañas, tiene un encanto especial gracias a su parroquia, sus calles empinadas y sus lugareños, que aún conservan las tradiciones indígenas del Noroeste. Para llegar es necesario tomar un sinuoso camino de ripio desde Humahuaca. Debido a sus curvas y a que muchas veces es necesario atravesar ríos crecidos, es recomendable ir en 4×4, en colectivo o en alguna excursión. Alojamiento por noche en hotel tres estrellas desde $ 544 la habitación doble. Hay opciones más económicas en casas de familia. Si está con tiempo, no deje de caminar los 8 kilómetros que llevan a San Lorenzo. Otro imperdible: las empanadas. Foto: Diario Perfil

Volver a la nota: Fotogalería | Propuestas invernales de Sur a Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *