LA SEMANA DE MENDOZA / NOTA II

Estancias con vistas a la Cordillera

Rodeado de plantaciones frutales, Tupungato invita a la reflexión y el descanso en parajes privilegiados. Fotos

Ficha

Región: ,

Cuánto tiempo ir: , días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para: , , , ,

La pintoresca Ruta 89 que conduce a los Potrerillos, último enclave mendocino camino a Chile, desciende a lo largo del Cordón del Plata dejando a la vista espléndidas imágenes de las montañas. A través del fértil Valle de Uco, abarrotado de plantaciones frutales, podremos llegar al pequeño y apacible pueblo mendocino de Tupungato, a 1.050 metros de altura.

A su alrededor, se aprecian los sensacionales paisajes montañosos del Parque Nacional Tupungato, nombrado así en honor del imponente pico volcánico que tiene nada menos que 6.800 metros de altura, apenas un poco más bajo que el Aconcagua.

Rodeado de una vasta geografía, donde ríos y arroyos, plantíos frutales (de uvas, nueces, manzanas y duraznos), largos y pintorescos viñedos y montañas con vista privilegiada a las estrellas, que dan vida a sus 2.485 kilómetros cuadrados de superficie, Tupungato (ubicada a 72 km de la ciudad de Mendoza), es otra de las opciones que fue haciéndose sitio en la oferta turística mendocina.

Su principal atracción son las bodegas familiares y artesanales, de primordial importancia en la región vitivinícola más importante del país. Abiertas al público, las principales bodegas muestran al turista las tecnologías aplicadas al proceso de elaboración de sus vinos, mediante visitas guiadas que culminan, como es imprescindible, con la posibilidad de degustar un buen vino mendocino.

La Bodega Salentein, a 15 kilómetros hacia el sur, sobre la falda de los Andes, produce algunos de los vinos más finos del país (es exquisito el Malbec que ellos producen) y tiene una confortable posada con 16 habitaciones (que llevan el nombre de los varietales más famosos), un amplio comedor con galería con vista a los viñedos, una cocina criolla, una piscina, y un novedoso diseño en el paisaje y los jardines. Curiosamente, en la posada no se toman vinos Salentein sino San Pablo, que produce la bodega para exportar a Inglaterra.

Hacia el sur de Salentein se encuentra el Manzano Histórico, una pequeña aldea sobre un fabuloso escenario, donde una estatua del General San Martín conmemora su victorioso retorno por esta misma ruta desde Chile. Una hostería, una tienda de artesanías, un bar y un camping ofrecen una buena opción tanto para el relax como para la aventura y excursiones en los alrededores. Tierra de caciques y ruta de conquistadores, la región es, además, un imán para los amantes de las cabalgatas.

La estancia “Los Chulengos”, sobre la ruta provincial 89, al pie de cerro El Plata, recibe a sus viajeros con empanadas regionales, el plato principal del establecimiento, junto a los mejores vinos de la región.

Se trata de una acogedora casa rural, con dos chimeneas, sillones tapizados en cuero y cuatro habitaciones, rodeada por 3.000 hectáreas de campo al pie de los Andes. En ellas se pueden realizar cabalgatas por la orilla de un arroyo, dormir en un refugio de montaña, y hasta participar de un fogón bajo la luz de la luna.

Las empanadas, asados y postres típicos, así como las excursiones por las montañas, son tampoco faltan en la Estancia El Puesto, al pie de la Cordillera, construida junto a un arroyo de agua cristalina y rodeada de 8.000 hectáreas de aventura, descanso y sabor autóctono.

Otras opciones

La ciudad posee aguas termales (restauradas recientemente por la municipalidad de Tupungato), un camping Municipal (abierto todo el año), y una variedad de hoteles y restaurantes. Se pueden hacer excursiones al cerro Tupungato, turismo ecológico minero, pesca en el río Plomo y cabalgatas.

Todo el año

Entre sus festividades populares, las más convocantes en Tupungato son la Feria Departamental de la Vendimia (febrero/marzo) y el Gran Carnaval de Antaño (febrero), y numerosos eventos y competiciones deportivas de gran relevancia, tales como el Súper Cross Latinoamericano (septiembre/octubre). Como todos los departamentos de Mendoza, Tupungato también tiene su Fiesta de la Vendimia, un espectáculo imperdible, con mucha música, color y buen vino. Otra fiesta importante es la semana aniversario de Tupungato (noviembre).

Cómo llegar

Se puede acceder a Tupungato desde Buenos Aires por medio de la RN 7 hasta la capital provincial. Desde Allí se debe tomar la RP 40. Salen vuelos diarios desde el Aeroparque de Buenos Aires con destino al Aeropuerto Internacional de Mendoza. Desde allí, se viaja a Tupungato en ómnibus, taxis o remises.

 

GALERÍA DE IMÁGENES

 

 

Más información

5 Comentarios en “Estancias con vistas a la Cordillera

  1. Susanita | 17/08/2012 | 23:02

    mi papi con sus ochenta
    años recorre tupungato en bicicleta ,

  2. Fedex | 17/08/2012 | 23:08

    Todo muy lindo…Lo malo es que oasis en medio de un desierto, en un par de años no va a quedar nada, o por lo menos nada saludable,si prosperanlas intenciones de éstos gobiernos corruptos y la minería a cielo abierto que envenena todo( el agua-escasa-y los suelos) Nos quieren hacer creer que es una minería “sustentable”. Ojalá que la gente de todo el país( no sólo de ésta región) abrá de una buena vez los ojos y se mueva antes que todo sea tarde. Federal fedex

Deja un comentario