BUENOS AIRES / PROPUESTA DE FIN DE SEMANA

Paseo con nostalgia porteña

Mercados emblemáticos, con antigüedades y artículos atractivos para los turistas. Galería de fotos.

Muñecas de porcelana, cámaras mecánicas, fonógrafos, gastronomía gourmet y puestos con café de otros países. El mundo de los mercados porteños. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuánto tiempo ir: , , días

Cuándo ir:

Con quién ir: , , ,

Ideal para: ,

GALERÍA DE IMÁGENES

Aquí no hay luces dicroicas, sino tubos fluorescentes. Tampoco hay sales, sino ofertas. Las balanzas no son digitales, y es raro encontrar posnet para pagar con tarjeta de crédito. Buenos Aires aún conserva algunos de sus antiguos mercados (en su mayoría inaugurados a fines del siglo XIX), rincones que sobrevivieron firmes al paso del tiempo y al avance de los shoppings y los grandes supermercados. Lugares donde el verdulero aún se da el lujo de conversar algunos minutos con su cliente. Cargados de nostalgia e historia, resultan pintorescos para dar un paseo.

MERCADO DEL PROGRESO. “Me recuerda a cuando, de chica, venía con mi abuela. Me parece increíble que todo siga igual, cada baldosa, cada puesto”, cuenta Florencia, de 27 años. Ubicado en Caballito, justo frente a la estación Primera Junta, el Mercado del Progreso aún conserva los murales, las mesadas de mármol y la tradicional arquitectura de estilo italiano, con techos altísimos y vigas de hierro a la vista.

Inaugurado en 1889, se trató de uno de los mercados más pujantes de la ciudad, y quedó inmortalizado en “El juguete rabioso”, la novela de Roberto Arlt en la que su protagonista recorría las pescaderías y carnicerías vendiendo papel de diario. Conducido por una sociedad con más de noventa accionistas (los mismos puesteros), este tradicional bastión porteño suele ser frecuentado por paladares gourmet, ya que en él abundan los productos de excelente calidad, que no se consiguen en cualquier comercio.


Ver mapa más grande

Fideos y salsas pomodoro importadas de Italia, artículos de Medio Oriente, conejos, lechones, corderos, papines andinos o cereales “difíciles”, como la quinoa. Además, mientras se hacen las compras se puede engañar el estómago con alguna empanadita recién horneada o sentarse en las mesitas de la pescadería La Marina y degustar su especialidad: la paella. (En Rivadavia y Centenera, de lunes a sábados de 8 a 13 y de 17 a 20.30).

MERCADO DE SAN TELMO. Si bien suele ser frecuentado por vecinos que buscan productos frescos y de calidad, aquí abundan los turistas extranjeros. Ubicado en Bolívar y Carlos Calvo, fue inaugurado en 1897 y remodelado en 1930, cuando se le agregaron dos alas al edificio. En el centro, los puestos de carnes, verduras y frutas tropicales, rodeados por decenas de locales de antigüedades: desde cucharitas de plata hasta fonolas, pasando por tapados de piel y neones.

Declarado Monumento Histórico Nacional en 2000, también posee una de las mejores cafeterías de la ciudad –Coffee Town–, un diminuto espacio casi oculto donde se pueden degustar exclusivos cafés de Guatemala, Sumatra, Etiopía, India, Brasil y Colombia, todos tostados y molidos por ellos mismos y preparados con diferentes métodos. De lunes a sábados de 7 a 13 y de 16 a 20. Domingos de 9 a 14.


Ver mapa más grande

MERCADO DE JURAMENTO. Recorrer la Feria Modelo Belgrano, más conocida como Mercado de Juramento, es sacar a pasear los sentidos y explorar colores, aromas y sabores. Enclavado desde hace más de 120 años en la plaza Noruega, en un terreno donado por los herederos de José Hernández (autor del Martín Fierro), posee algo más de treinta puestos, que pasan de generación en generación y son famosos por vender productos caros pero de altísima calidad, como los de Valenti, langostas frescas, kiwis traídos de Nueva Zelanda, truchas de Bariloche, hongos de pino y carnes rellenas. En Juramento 2527, de lunes a viernes de 8 a 13 y de a 17 a 20.30. Sábados de 8 a 13.


Ver mapa más grande

GALERÍA DE IMÁGENES

2 Comentarios en “Paseo con nostalgia porteña

  1. Osvaldo R. DISAVIA | 06/07/2013 | 23:39

    Horror!!!!!!!Los terrenos donde funciona el Mercado de Juramento, eran propiedad de la familia de José HERNANDEZ (no FERNANDEZ) lo aclaro porque fué uno de los próceres olvidados en este país.-

    • PERICO | 12/07/2013 | 20:19

      jose hernandez no fue un procer, fue uno de los mas grandes escritores argentinos

Deja un comentario