PNT

Los alojamientos más originales de la bella France

Francia ofrece con algunos de los alojamientos más dispares en los que vivir toda una aventura. En lo alto de un faro o en un árbol, como Tarzán. Fotos.

Francia ofrece todos los ingredientes para unas vacaciones inolvidables. [ Ver fotogalería ]

Viajar a Francia es siempre una idea magnífica, pues este viejo país Europeo reúne las mejores cualidades de clima, paisajes, gastronomía, cultura y tradición. Cualquiera que sea la época del año o la intención del viaje: ir de ruta de vinos y queso por los viñedos de Burdeos o Borgoña, asistir a la semana de la moda de París y hacer un poco de shopping por el boulevard de los Campos Elíseos, disfrutar de las playas de la Costa Azul…

Francia ofrece todos los ingredientes para unas vacaciones inolvidables. Incluso se puede ir más allá y apostar por vivir una pequeña aventura, alojándose en un lugar original y fuera de lo común.

A continuación detallamos tres de los alojamientos más originales del país Galo. Opciones para todos los gustos y cómo no del presupuesto de cada bolsillo.

UNA CASA EN LAS ALTURAS

A poco más de hora y media de París, en la región de la Baja Normandía, se encuentra el Castillo de Grande Noë, que desde hace más de seis siglos pertenece a la misma familia.  Rodeado por campos de cultivo, granjas y jardines, es un espacio idílico y acogedor. Y es también un lugar en el que sentirse como los mismísimos Tarzán  y Jane, pues además de las habitaciones del castillo, es posible elegir alojarse en una de sus seis tree-houses. (Para más información visita:  www.chateaudelagrandenoe.com)

Todas ellas se encuentran hermosamente diseñadas y construidas por profesionales, que han dado prioridad a la seguridad y respeto por la naturaleza. Incluso las familias con niños pequeños son bienvenidas, pues están equipadas con redes de seguridad en las terrazas y escaleras.

Además las hay que se encuentran justo encima de los animales de la granja, por lo que los pequeños podrán disfrutar de verlos de cerca. Las seis tree-houses son totalmente independientes y bastante grandes, aproximadamente de unos 16 metros cuadrados. Cada una tiene una cama doble y también camas individuales hechas de madera,  provistas de confortables colchones, demostrando que aventura y comodidad no tienen por qué estar reñidas.

DORMIR A LA LUZ DE LAS ESTRELLAS

Los amantes de la naturaleza y apasionados por la astronomía, encontrarán en el norte de Francia, un refugio de lo más peculiar. Cerca de la preciosa región de Saint-Quentin entre Amien y Reims, se encuentra el Carré d’Etoiles. Se trata de un cubo de bonito diseño que tiene una gran ventana de cristal en la cara superior, de manera que permite dormir justo debajo de las estrellas.

Esta peculiar casa cubo, está equipada con una cama de matrimonio y un sofá cama, por lo que tiene capacidad para tres huéspedes. Cuenta con todas las comodidades básicas como baño y ducha, así como como con una pequeña cocina, equipada con todo lo necesario: nevera, microondas, vitro… y hasta otros caprichos como televisión y ¡telescopio! Pero sin lugar a dudas lo mejor es que su ventana directa a las estrellas. (Para más información visita: www.wimdu.com.ar o el alojamiento directamente aquí)

DORMIR EN UN FARO

Pocos miradores de Francia pueden hacerle la competencia a este antiguo faro de 25 metros de altura. En Riantec, se encuentra este original alojamiento, que ofrece a sus huéspedes las mejores vista de toda la costa de la Bretaña francesa. Ideal para un romántico fin de semana o una escapada con los amigos. Pues el Hotel Kerbel, ofrece dos tipos de alojamientos.

El situado en la base del faro con capacidad para seis personas, con tres dormitorios independientes, cocina, salón, y hasta sauna y piscina; y el situado en lo alto del faro, una preciosa habitación para dos, con baño, cocina y salón, aunque disponible sólo los fines de semana. Sin duda el lugar ideal desde el que sentirse el amo de la costa y no tener que preocuparse por los vecinos. (Para más información visita: www.pharedekerbel.com)

En definitiva, está claro que si se desea añadir un toque de emoción a las vacaciones, Francia cuenta con algunos de los alojamientos más dispares en los que vivir toda una aventura.

GALERÍA DE IMÁGENES

Deja un comentario