INDIA / KARNATAKA

Encantos de Bangalore, el Jardín de la India

Ofrece postales inusitadas del país de Rabindranath Tagore: hay cafetales, la mejor cerveza artesanal y textiles de gran calidad. Galería de fotos.

Ciudad tecnológica y pionera en la fabricación de cerveza artesanal, merece una parada para conocer la hospitalidad del pueblo indio. Elegancia y multitudes por doquier. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para: , , ,


Ver mapa más grande

Por Erica Westly (*)

Muchos turistas que se encuentran en Bangalore, la tercera ciudad de India, están de paso hacia otro lugar: Goa, por ejemplo, o Kerala. Pero hay motivos para entretenerse en esta animada urbe de alrededor de 9,5 millones de habitantes.

Como capital del estado de Karnataka y centro de la tecnología informática de India, Bangalore tiene mucho que ofrecer: frondosos parques y jardines, un paisaje culinario diverso, un palacio de la era británica y varias iglesias hermosas, templos y mezquitas. La temperatura es de 21 a 27 ºC todo el año.

El sofocante tráfico puede hacer que se inflen los ánimos, pero los residentes de la ciudad son amigables. Los elegantes vecindarios de Koramangala e Indiranagar ofrecen abundantes sitios para hacer compras, comer y bailar.

DÍA 1. MÚSICA Y BOWLING

Remontándose a la década de 1890, Malleswaram, al noroeste de Bangalore, es uno de los vecindarios históricos de la ciudad. Tiendas con toldos brillantes ofrecen flores y especias. También es una de las áreas más “caminables”. Se puede arrancar en Chowdiah Memorial Hall, sobre la calle 16th Cross Road, un auditorio con forma de violín rojo.

Construida en 1980 para honrar a Tirumakudalu Chowdiah, uno de los violinistas más famosos de India, nativo de Karnataka, ofrece presentaciones de música y teatro. Sería fácil pasar toda una tarde explorando los negocios y templos de Malleswaram, pero en algún momento se debe hacer tiempo para las dosas, sabrosos crêpes que la gente del sur de India disfruta como desayuno o bocado. Sampige (se pronuncia “som pi guey”) Road, una de las calles principales del vecindario, está cerca de varias opciones espectaculares para dosas.

Las cocinas persa e india tienen una historia compartida, pero la primera sigue siendo una novedad aquí. Persian Terrace es un elegante restaurante al aire libre del Sheraton Bangalore Hotel, sobre Brigade Gateway, uno de los primeros restaurantes persas auténticos de la ciudad. Los platos de carnes asadas son la especialidad, como el kebab de trozos de cordero. La cena para dos, con una copa de vino, 4 mil rupias.

El bowling hace furor en India y BluO, con 27 pistas, es uno de los centros de mayor envergadura del país. También hay un salón de karaoke y un negocio de tatuajes de alehña. El juego de bowling cuesta 200 rupias.

DÍA 2. INDIA VERDE

Bangalore es una ciudad que se está desarrollando rápidamente y su problema de desecho de basura es reciente. Pero atesora sus espacios verdes (su apodo es “la Ciudad Jardín”), y el Parque Cubbon, que cubre más de 81 hectáreas en el centro de la ciudad, es particularmente adorado.

El parque fue construido por los británicos a finales de 1800 y está rodeado de edificios históricos, incluyendo el gigantesco Vidhana Soudha de estilo neodravidiano y un imponente palacio de justicia rojo de la era colonial.

También es un destino popular y van familias enteras a hacer picnic o visitar el parque de diversiones. Además de un elevado bosque de bambú e higueras de Bengala, hay numerosas plantas florales y aves.

La mayoría de la gente asocia India con el té, pero el país también tiene cafetales en todo el sur y el noreste. Café Coffee Day, del otro lado del Parque Cubbon, sobre la calle Vittal Mallya Road, es uno de los pocos lugares del mundo donde se pueden probar varios cafés indios (150 rupias).

India tampoco es ajena a las cervezas, pero las artesanales son relativamente nuevas. Bangalore, aún conocida como “la Ciudad Pub” pese a su toque de queda de las 23.30, elabora la mejor cerveza del país. The Biere Club, la primera cervecería artesanal de India, está cerca del Parque Cubbon y del área comercial de lujo conocida como UB City. Considere visitar antes la moderna galería de arte Time & Space (55 Lavelle Road), para ver arte contemporáneo de todo el país.

La comida del sur de India comprende mucho más que la humilde dosa, y tal vez no hay mejor lugar para entenderlo que en Karavalli (66 Residency Road), donde el crujiente denji pulimunchi, un aperitivo de cangrejo frito (1.300 rupias), es delicioso y alcanza para dos personas.

DÍA 3. DOMINGO INDIO

Siempre hay restaurantes nuevos para probar en Bangalore, pero siguen valiendo la pena los clásicos, como Koshy’s (39 St. Mark’s Road). Luego de más de setenta años, es una institución. Examine las fotos del viejo Bangalore mientras mordisquea un pan tostado de Bombay (75 rupias).

A una breve caminata desde Koshy’s está M.G. Road, la vía pública principal de Bangalore. Frenética los fines de semana, es tranquila los domingos por la mañana. Hay varias librerías y negocios de artesanías, principalmente el Emporio Cauvery de Artes y Oficios del estado de Karnataka.

¿Tiene ganas de almorzar? Considere Meghana Foods, cerca de Brigade Road. El pollo biriyani rojo fuego (161 rupias) pega duro, pero su rico sabor adictivo bien podría compensar el dolor. Para una experiencia de compras más moderna, Indiranagar, un vecindario prometedor al noreste de la ciudad. Un recorrido en metro entre ambos vecindarios ofrece fantásticas vistas de la ciudad por menos de veinticinco centavos de dólar.

GALERÍA DE IMÁGENES

(*) The New York Times / Travel. Nota publicada en Diario PERFIL el sábado 31 de agosto de 2013.

2 Comentarios en “Encantos de Bangalore, el Jardín de la India

  1. Pingback: Tres días en Bangalore, al sur de India - Viajes y Turismo

  2. lejos, el peor suplemento de turismo es el d perfil. un dolor de ojos. Fontevechia, un editor como la gente x allí, ugte!!!!!

Deja un comentario