Travesía en globo en Florida, entre el viento y el sol

En vuelo aerostático y a 3 mil metros de altura, se puede traer una postal diferente de Kissimmee y Orlando. Fotos.

Orlando Balloon Rides es la mayor compañía de globos aerostáticos para turistas que operan en la ciudad de Orlando. En total son cinco las empresas que sobrevuelan los pantanos de Florida que se vislumbran a 3 mil metros del suelo, entre Lake Buena Vista y Kissimmee. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para:


Ver mapa más grande

Por Mónica Martín (*)

“El viento te da la bienvenida con suavidad. El sol te bendice con sus tibias manos. Tú has viajado tan alto y tan bien que Dios se te une en la risa y te devuelve gentilmente a los brazos amorosos de la Madre Tierra”, reza rubicundo Glenn Marks, quién sabe a quién, copa de champagne en mano y ya con los pies en tierra firme. Todos murmuran algo, felices.

Glenn es uno de los instructores de Orlando Balloon Rides, la mayor compañía de globos aerostáticos para turistas que operan en la ciudad de Orlando. En total son cinco las  empresas que sobrevuelan los pantanos de Florida que se vislumbran a 3 mil metros del suelo, entre Lake Buena Vista y Kissimmee.

Las jornadas en Disney, Universal y SeaWorld son agotadoras y un vuelo en globo sobre el gigantesco Walt Disney World se imagina reparador. Al menos se piensa eso hasta que el toque de diana del despertador te devuelve a la vida consciente a las 4 de la mañana. Ya no hay esperanzas de seguir durmiendo: el sol está a punto de estallar sobre el estado de Florida.

Una combi pasa a buscar a los viajeros aerostáticos por el hotel y en minutos se llega al Ramada Orlando Celebration Resort, punto de encuentro de los insomnes. La adrenalina comienza con un suculento desayuno (incluido) e instrucciones (“no toquen la cuerda roja”). Por cada globo que se eleva trabajan siete empleados, además de los turistas.

Los hombres –justicia al fin–- se quedan con la peor parte: ayudan a descargar de un trailer el canasto de mimbre que pesa 680 kilos y el globo prensado, con sus buenos 341 kilos. Lo despliegan sobre el suelo y una bola de fuego de hidrógeno alienta la boca gigante,  sostenida por cuerdas que parecen brackets. Se eleva. Volamos.

El canasto es una plácida Babel de 17 personas intercambiando idiomas. El silencio dispara las confesiones al calorcito de la llama, mientras Glenn se cocina como un beduino arreando el dromedario a 28 km/h.

A la izquierda, los pantanos verdes repletos de lagartos desmayados parecen praderas que baña el lago Apopka, que supo ser el más contaminado de Florida. A la derecha, los campos de golf. Más lejos, la bola astral de Epcot y el Everest nevado de Animal Kingdom. Más globos de otras empresas se enfilan obedientes.

El sol asoma y tras 23 kilómetros de travesía comienza el descenso. Mark le pide a un canadiense que tire de la temida cuerda roja y el globo, como un Zeppelin vencido, encalla en el pasto, home, sweet home.

GALERÍA DE IMÁGENES

  • Coordenadas. Orlando Balloon Rides vuela a diario, al amanecer. Hay opción de vuelos privados. Hay promociones temporarias, por ejemplo con un adulto ingresa gratis un menor de 10 años (US$ 161). Reservas 407 894 5040.
  • El dato. Para trabajar en las empresas de globos de Orlando, los pilotos hacen el curso de vuelo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y suman un mínimo de 35 horas de vuelo para acceder a una licencia comercial.

(*) Nota publicada en Diario PERFIL el sábado 31 de agosto de 2013.

Deja un comentario