Lejana y pacífica Auckland

Con un alto nivel de desarrollo, superó a la capital neozelandesa en afluencia turística, oferta gastronómica y propuestas de vanguardia. Fotos.

Auckland se encuentra 2 mil kilómetros al sur de Australia. Con un alto nivel de desarrollo, superó a la capital del país en afluencia turística, oferta gastronómica y propuestas de vanguardia. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para: , , , ,


Ver mapa más grande

Por Ingrid K. Williams (*)

Hay que reconocer que pocos viajan hasta Nueva Zelanda sólo para visitar Auckland, la mayor ciudad del país. Multicultural y casa de un tercio de todos los kiwis, ha dado la bienvenida a un montón de bares, boutiques y restaurantes que subrayan productos de fabricación local, desde excelente vino y cerveza artesanal hasta moda y arte.

1º DIA. Retratos nacionales

Un destacado de la Galería de Arte de Auckland es la galería de retratos del cambio de siglo que muestra a líderes maoríes, muchos con exquisitos tatuajes. La colección permanente del museo también incluye obras de artistas contemporáneos. Seattle tiene su Aguja Espacial, mientras del otro lado del Pacífico, Auckland responde con la Torre Sky, de más de 330 metros de altura.

Pero la acción más notable cerca de este imponente hito se registra en su base, en Depot, un bistró “mariscocéntrico” con picantes mejillones con ajo y chorizo, sashimi de cubitos de pejerrey sobre crema de ostión y pequeños emparedados de cherna hapuku, limón, mayonesa y berro. La cena para dos, NZD $ 70 (equivalentes a 57,69 a una conversión de US$ por 1,21 dólares neozelandeses). El distrito de Britomart, cerca del puerto, se transformó en un burbujeante centro de vida nocturna con nuevos bares y restaurantes en edificios históricos remodelados.

2º DIA. Hacia el mercado

Despierte con una caminata por Auckland Domain, un parque de 75 hectáreas al sudeste del centro. Si alguna vez se ha preguntado sobre la cultura maorí, sobre cómo se ve un pájaro kiwi o por qué las calles de Auckland son tan montañosas, visite el Museo Conmemorativo de la Guerra de Auckland. Además de conmemorar la guerra, el museo cuenta con tres pisos de exhibiciones interactivas que explican la historia, la geografía, la etnografía y la cultura de Nueva Zelanda, desde volcanes prehistóricos (de ahí las pendientes) y la tradición tribal maorí hasta la rara flora y fauna de la nación. El céntrico suburbio de Ponsonby es un vecindario encantador con cafés, bares y boutiques. A finales del año pasado, Ponsonby Central, un nuevo complejo atestado de restaurantes y tiendas chicas, aumentó aun más el atractivo del área.

Cocina moderna de Nueva Zelanda ofrece el local homónimo del chef de origen samoano Michael Meredith. Venado con rábano y anguila ahumada son algunas opciones. El menú de seis platos con vinos cuesta NZD $ 160. Luego de la cena, se puede ir a Golden Dawn, un soberbio bar de Ponsonby donde la vibra es una mezcla de estilo surfista relajado y glamour rockabilly. Allí vale la pena la cerveza artesanal de barril de la firma local Hallertau.

3º DIA. Alba en la cumbre

La caminata al amanecer hacia el monte Edén, un volcán durmiente que se eleva casi 215 metros sobre el nivel del mar, será recompensada con un increíble panorama. La vista cubre todo el istmo que ocupa la gran Auckland, desde el puerto Manukau, en el sur, hasta el puerto Waitemata y el golfo Hauraki, en el norte. Mientras saborea la soledad en la cumbre, eche un ojo al vasto y empinado cráter que está a sus pies o inspeccione el paisaje en busca de hitos como la Torre Sky y One Tree Hill, otro importante montículo volcánico coronado con un obelisco.

Comparada con Ponsonby, la vía pública conocida como K Road –o Karangahape Road– tiene una atmósfera más peculiar y menos pulida. Los edificios de la calle estilo reina Ana y fachadas neogriegas alguna vez constituyeron un sórdido distrito de luces rojas, pero ahora se han mudado negocios más castos. Luego de desayunar en el Theater Coffee Company, es pintoresco visitar Iko Iko, un hermoso negocio cercano donde los estantes están llenos de baratijas kiwi-kitsch como pájaros kiwi para llevar de souvenir. Después, vale la pena ir a la nueva y elegante boutique de ropa Maaike + Co. para encontrar diseños de marca propia o de otras neozelandesas como Nyne y Kowtow.

Para un vistazo a la abundante belleza natural de Nueva Zelanda, tome un paseo de cuarenta minutos en ferry sobre las aguas aguamarinas del golfo Hauraki hasta la isla Waiheke. Esta tranquila isla de poco más de 56 kilómetros cuadrados, con sus ondulantes colinas y preciosa línea costera, es tan inspiradora visualmente que un número creciente de artistas se han radicado aquí. Después, vaya a Cable Bay Vineyards, que mira al golfo, para disfrutar de una copa de viognier de la isla de Waiheke. La bodega es una de las muchas de la isla, pero la vista de la brumosa Auckland desde la terraza del patio es difícil de superar.

GALERÍA DE FOTOS

DATA

  • Coordenadas: Auckland es la ciudad más poblada de Nueva Zelanda y la capital  económica del país.
  • La mejor ruta: LAN ofrece vuelos de $ 27 mil para enero (Despegar.com).
  • Hospedaje: Hotel DeBrett es un hotel boutique de 25 habitaciones “cool”. La doble, NZD 300 (US$ 250).
  • Souvenir: el ave kiwi se volvió emblemática e inundó todos los souvenirs.

(*) The New York Times / Travel. Nota publicada en Diario PERFIL el 28 de septiembre de 2013

Un comentario en “Lejana y pacífica Auckland

  1. Pingback: Lejana y pacífica Auckland - Viajes y Turismo

Deja un comentario