GASTRONOMÍA / GRECIA

Tomates, vino dulce y “fava”, las otras joyas de Santorini

La mítica isla tiene una nueva generación de talentosos chefs que utilizan los productos locales. Bodegas centenarias y la mejor gastronomía griega.

La isla griega de Santorini llama la atención por sus acantilados de pueblos blancos, sus playas negras. Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuándo ir:

Con quién ir:

Ideal para: ,

Con sus acantilados de pueblos blancos, sus playas negras y sus impresionantes atardeceres sobre el Egeo, la isla griega de Santorini puede no parecer el destino más obvio para los amantes de la comida y el vino. Pero precisamente por eso vale la pena.

La erupción volcánica ocurrida hace 3.600 años no sólo contribuyó a la formación de la espectacular caldera y acantilados de la isla. También creó un paisaje fértil, propiciando el cultivo de las uvas, las alcaparras salvajes, los tomates cherry, las berenjenas blancas o la “fava”, un tipo de guisante amarillo que casi desconocemos.

En la actualidad, la mítica isla está repleta de una nueva generación de chefs con talento convertidos en la mejor vidriera para los productos locales y que además enriquece la herencia cultural de Santorini dando un giro a las tradiciones.

Construido cerca de una bodega de 400 años de antigüedad en medio de los exuberantes viñedos de la isla, el restaurante “Vinsanto” -parte del complejo Vedema de la ciudad medieval de Megalohori- promete a sus comensales un viaje gastronómico con el sabor inequívoco de Santorini.

A primera vista, la humilde olla de guisantes amarillos (o “fava”) que se cocina lentamente con aceite de oliva en Vinsanto podría confundirse con la cena cocinada por cualquier ama de casa del lugar.

En la pintoresca plaza adoquinada de Megalohori, la taberna “Raki” ofrece clases de cocina en la que los turistas pueden crear y probar platos tradicionales, como buñuelos de tomate y mejillones al vapor con cilantro y vino blanco procedente de las bodegas de la ciudad.

La crema de fava, que se deshace en la boca, está elaborada con cebollas caramelizadas y salvia.

La crema de fava, que se deshace en la boca, está elaborada con cebollas caramelizadas y salvia.-

Santorini cuenta con una de las más largas tradiciones de cultivo de la uva en el mundo, que se remonta a hace casi 5.000 años, según las evidencias arqueológicas. La bodega Gavalas, de casi 300 años, produce sobre todo vino blanco y algunos tintos, casi exclusivamente de antiguas variedades autóctonas de la isla, como la Assyrtiko o la Aidani.

Los viñedos de Santorini son únicos en el mundo, la viña ‘kouloura’ está compuesta por una corona de vides asentadas directamente sobre el terreno y que recuerdan a una cesta“, explica el viticultor Giorgos Gavalas. “Su objetivo es proteger a las vides y la uva de los fuertes vientos y del severo sol del verano y absorber la humedad del mar“.

El vino dulce Vinsanto, a base de una mezcla de Assyrtiko, Aidani y Athiri, sigue siendo la joya de la corona entre los caldos de Santorini. Famoso desde hace más de un siglo, este vino de postre se envejece en barricas de roble durante tres años. Tan sólo para una pequeña botella de Vinsanto son necesarios diez kilos de uvas.

Situado en lo alto de los románticos acantilados de Fira, el restaurante “Koukoumavlos”, del galardonado chef Nikos Pouliasis, es uno de los lugares imprescindibles de la isla para los amantes de los sabores extraordinarios y el buen vino.

Reconocido por su arte culinario, Pouliasis es un genio con los ingredientes locales. Como ejemplo, su langosta con salsa de chocolate blanco, lima y gengibre o las gambas salteadas con ouzo y anís servidas con pappardelle frescos. Para postre: un suave hojaldre templado de queso con almendra caramelizada y salsa de Vinsanto.

La comida es una aventura que debería contar una historia”, opina el reconocido cocinero “Y estamos en uno de los lugares más románticos del mundo, Santorini, así que no puedo evitar que mi comida sea apasionada“. (dpa)

Leé todas las notas sobre Gastronomía

Un comentario en “Tomates, vino dulce y “fava”, las otras joyas de Santorini

  1. Pingback: 120 lugares asombrosos que hay que conocer antes de morir | Turismo

Deja un comentario