Hoteles en los Alpes, poco oxígeno pero con vistas espectaculares

Ver la salida del sol sobre los Alpes es fantástico. Pero suele ser muy difícil conciliar el sueño a 3.000 metros de altura…

Da igual si se trata de hombres o mujeres, jóvenes o viejos, personas que han vivido en la altura o no: para cualquier persona, dormir a una altura de más de 3.000 metros puede llegar a ser un suplicio. En realidad, muchas veces no se puede dormir, a pesar de que en el lujoso "Kulmhotel Gornergrat" el ambiente es muy acogedor, las camas son cómodas y la vista es fabulosa. Lo que pasa es que el aire a una altura de 3.100 metros tiene menos oxígeno, y esto afecta al cuerpo. Más allá de aquel pequeño percance, las cimas de los Alpes albergan hermosos hoteles como el "Wedelhütte", en Hochzillertal (Austria). Ubicado a una altura de 2.350 metros, el hotel es el alojamiento ideal para los amantes del lujo. Este hotel, de cinco estrellas, no sólo cuenta con el restaurante más alto de Tirol, sino también con una bodega única. Casi a la misma altura se encuentra la posada de montaña "Rudolfshütte", en el estado de Salzburgo. Desde este hotel, rodeado de numerosos glaciares, se pueden ver las cimas del parque nacional Hohe Tauern. Directamente frente a la puerta del hotel se abre un pequeño paraíso sobre todo para los esquiadores del touring y los freeriders. Los esquiadores pueden desahogarse en una pista que tiene una extensión de 23 kilómetros. Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para:

Deja un comentario