Papingo es un pueblo que sufre tanto el sol como las inclemencias del invierno montañoso. Tiene, sin embargo, el privilegio de estar rodeado de una naturaleza tan abrupta como hermosa con sus cumbres nevadas y sus riachuelos de aspecto fantástico.

Volver a la nota: Los diez pueblos más bonitos de Grecia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 3 =