SWING SOBRE HIELO

Un campeón de wakeboard se deslizó por la superficie del glaciar Upsala. El desafío fue dominar el frío, el viento y la rotación de los témpanos.

Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Por Cynthia De Simone. Diario PERFIL

Fue una experiencia increíble, algo que jamás nadie va a volver a hacer”, relata Cutun Martin, campeón argentino y sudamericano de wakeboard durante diez años seguidos, quien recientemente se embarcó en una aventura extrema junto a dos reconocidos riders de prestigio internacional al navegar las heladas aguas patagónicas en el glaciar Upsala, a bordo de su tabla.

Gracias a la iniciativa de la marca de bebidas energizantes Red Bull (que produjo un documental sobre esa zona geográfica) Cutun pudo visitar la región por primera vez y explorar los innumerables témpanos flotantes que se van desprendiendo  lentamente en forma inesperada y que fueron aprovechados como obstáculos para la práctica de este deporte en un contexto diferente y desafiante.

Con una temperatura exterior de 10ºC y 3ºC dentro del agua, el evento no registraba antecedentes a nivel mundial y fue posible con un permiso especial de Parques Nacionales ya que está prohibida la práctica de wakeboard en ese lugar por su alto nivel de riesgo: “Traté de visualizar mucho cada témpano, imaginarme mentalmente los trucos y la velocidad de la lancha. Yo sabía que si algún cálculo fallaba, directamente me iba a estrellar, así que la adrenalina que viví es única”, relata Martin.

Para sobrevivir a semejante aventura, tuvo que usar un traje seco especial para evitar la atrofia muscular. El y su equipo tampoco podían acercarse a más de trescientos metros ya que las zonas de glaciares están dominadas por fuertes vientos y los témpanos  pueden rotar en cualquier momento y se vuelven incontrolables. El wakeboard es un deporte acuático en el cual el rider se desliza sobre el agua encima de una tabla y es arrastrado por una lancha o una moto acuática, con una cuerda.

En Buenos Aires, uno de los lugares más recomendados para practicarlo es Buenos Aires Riding Complex (Pizzurno 4149, Benavídez), el primer wakepark con obstáculos flotantes, diseñado con un nuevo sistema a través de cable esquí, no sólo para expertos sino también para  principiantes. Se puede acceder al lago en auto y en diez minutos ya se está practicando.

El complejo, de entrada libre y gratuita, cuenta con duchas y sector gastronómico. Los turnos de 20 minutos valen $ 130 durante la semana y $ 150 los fines de semana. Tomar una clase, $ 50 los 20 minutos y alquilar el equipo completo $ 80 (tabla, botas, chaleco y casco). Abierto hasta las 20, excepto lunes y martes que arrancan al mediodía.

Aunque llegar a los glaciares por ahora es difícil, Bairex Park es otra opción para ir aprendiendo wakeboard. También allí se practican otros deportes extremos como surf, flyboard, skate y bmx (una especialidad del ciclismo) a cargo de un staff profesional. El   equipo de Cutun ya había llevado el wakeboard al Salar de Uyuni. Tal vez algún día su  experiencia pueda ser presenciada por turistas.

Seguinos en Twitter: @TurismoPerfil

Deja un comentario