CASTILLO MALBORK, POLONIA. En un perfecto estilo gótico de influencias bálticas, el castillo de Malbork es su bonito perfil la fortificación de ladrillo más grande del mundo. Fue levantada por los caballeros de la Orden Teutónica como complejo defensivo en el siglo XIII. Bajo el gobierno prusiano de esta parte de Polonia la orden cobraba peajes en el comercio de ámbar del río Nogat. En el periodo en el que la ciudad se sumó a la Liga Hanseática, el castillo acogió muchas de sus reuniones. Y lo que llevaba en pie durante siglos fue destruido casi en un 50% durante la II Guerra Mundial. Hoy es uno de los castillos más bonitos del Viejo Continente.

Volver a la nota: Fotos | Los 20 castillos y fortalezas más fascinantes del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =