RÍO DE JANEIRO, BRASIL. Sin lugar a dudas el mayor de estos espectáculos se da en Brasil, en lugares como Salvador, capital de Bahía, y Olinda, vecina a Recife (Pernambuco), pero especialmente en Río de Janeiro, que desde el pasado 2 de marzo vive su apogeo con los multitudinarios y lujosos desfiles de las escuelas de samba cariocas, el espectáculo más esperado de esta fiesta que paraliza todo el país. Seis escuelas de samba, cada una con 3.000 a 5.000 integrantes, todos ellos con disfraces elaborados, bailaron y cantaron toda la noche del domingo 2 de marzo en el sambódromo, una avenida flanqueada por tribunas, que estos días se convierte en el epicentro del carnaval brasileño. Foto: AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − 1 =