SEMANA SANTA 2014 / CENTRO DEL PAÍS

Entre Rosario y las Sierras

Con innumerables paradas en el recorrido, la provincia de Córdoba es ideal para visitar en auto, cámara en mano y sin agenda previa.

La Cumbrecita, en Sierras Grandes, a 118 km de Córdoba. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: , ,

Cuánto tiempo ir: , , días

Cuándo ir:

Ideal para: , , , , , ,

Por Laura Blanco. Diario PERFIL

Tomando la RN 9, ramal Tigre, la primera gran ciudad con la que nos toparemos es Rosario. A 327 kilómetros de Buenos Aires, ofrece gran oferta gastronómica y agitada movida nocturna, además de atractivos históricos y naturales. Si bien el paseo obligado es el Monumento de la Bandera, tampoco se puede dejar de conocer sus playas y recorrer el Barrio Pichincha, actual polo cultural. Se puede dormir en un muy buen hotel desde $ 373 la habitación doble.

Unos kilómetros más adelante, en el 571, nos encontramos con Villa María. Diferente del resto de Córdoba por su relieve llano, esta ciudad cuenta con bonitas playas a orillas de un embalse sobre el río Calamuchita. La ciudad de Córdoba, ubicada a 724 kilómetros de Buenos Aires, será la siguiente parada. Se trata de una metrópolis alegre, llena de estudiantes universitarios, y con una arquitectura colonial típica. ¿Los puntos que no se puede dejar de conocer? El Patio Olmos –uno de los sitios que “nunca duermen” en la ciudad–, el Barrio Güemes y su Feria Paseo de las Artes, la Cañada, el Paseo Cultural del Buen Pastor y los coquetos barrios de Cerro de las Rosas y Villa Belgrano.

Saliendo de la capital provincial, hay dos opciones para llegar al Valle de Punilla. La primera es pasando por Villa Carlos Paz, y la segunda, mucho más pintoresca, es tomando el Camino del Cuadrado. Luego de 35 imperdibles kilómetros de curvas donde se puede observar desde la altura el bello paisaje cordobés, nos encontramos con La Falda. Rodeada de verdes cerros que contrastan con los tejados rojos, es famosa por el elegante Hotel Edén, en el que se alojaron las familias más adineradas del país y del mundo y que la leyenda ligó al nazismo: se rumoreó incluso que albergó a Hitler meses después de su “suicidio”. Hoy funciona sólo como museo.

Si lo que buscamos es naturaleza, no podemos dejar de ir al Balneario de las Siete Cascadas, el Cerro La Banderita, el río Pintos y las cavernas El Sauce.Unos kilómetros más adelante, nos encontraremos con Huerta Grande y Villa Giardino, dos pintorescos pueblos serranos. En este último, no tiene desperdicio recorrer el Camino de los Artesanos, un paseo donde se visitan talleres de artesanos que trabajan maderas, metales, telares, así como granjas orgánicas y casas de té. Son 8 kilómetros de ripio, que desembocan en La Cumbre, nuestra próxima parada.

Custodiada por un Cristo que la observa desde el cerro, se trata de una aristocrática ciudad de estilo inglés que el escritor Manuel Mujica Lainez eligió como lugar de residencia en los 60 (su casa museo retrata a la perfección su excéntrico estilo de vida). La Cumbre cuenta, además, con el balneario El Chorrito y varios senderos para hacer trekking. Animarse al parapente en Cuchi Corral y recorrer en bicicleta el valle del río Pinto son algunas de las excursiones más recomendadas.

Luego de 811 kilómetros, y pasando por otros pintorescos parajes como Cruz Chica, Cruz Grande y Los Cocos, llegamos a nuestro destino final: Capilla del Monte y su cerro Uritorco, famoso internacionalmente por sus aguas termales, su poder energético y los avistajes de ovnis. Ideal para ejercitar las piernas, cuenta con varios paseos para realizar trekking –e incluso cabalgatas–, tales como el peñón de Charalqueta, el Parque Los Terrones, el Cerro Las Gemelas, el Dique Los Alazanes, Paso del Indio y Huertas Malas.

4 Comentarios en “Entre Rosario y las Sierras

  1. Horacio Fernández | 18/03/2014 | 23:58

    Y traslasierra??? Mina Clavero, Los Hornillos!!!

Deja un comentario