Cristianismo, judaísmo e Islam son las grandes religiones monoteístas y las protagonistas de Jerusalén, considerada sagrada por las tres creencias. Es el lugar de unión de manifestaciones diferentes, donde conviven los grandes símbolos de cada una de ellas: el Muro de las Lamentaciones (último vestigio del Templo de Jerusalén) para el Judaísmo, el Santo Sepulcro para la religión cristiana y la Cúpula de la Roca para el Islam. El Jerusalén que conoció Jesucristo casi no existe. Apenas queda un muro (el de las Lamentaciones), que el Imperio Romano dejó en pie como muestra de su paso avasallante por la Ciudad Santa. Foto: AFP

Deja un comentario