Transilvania

El castillo de Drácula, donde todo el año es “Halloween”

Pese a que Vlad el Empalador, el príncipe del siglo XV que inspiró al novelista Bram Stoker, nunca vivió en este castillo, es el tercer lugar turístico más atractivo de Rumania.Fotos

Foto: bran-castle.com [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para:


Ver mapa más grande

Aunque, en honor a la verdad, nunca fue la morada del personaje histórico Vlad Dracul –Vlad Tepes o Vlad “el empalador”–, el Castillo Bran es conocido como “Castillo de Drácula” por coincidir con la descripción del castillo en la novela de Bram Stocker sobre el vampiro. Sin embargo, hay documentos que sí indican que el ‘conde’ estuvo prisionero durante dos meses de 1462. El célebre “empalador” del siglo XIV podría haber pasado sólo dos días en el castillo ahora en venta, encerrado en una mazmorra, cuando la región estaba ocupada por los otomanos.

Construido entre 1377 y 1388, el Castillo Bran está situado cerca de Braşov, en la frontera entre Transilvania y Valaquia, en Rumania. El terrorífico Vlad Tepesno ocupó sus aposentos, pues su verdadera fortaleza fue el Castillo de Poenari, hoy parcialmente en ruinas, pero Bram Stocker se inspiró en él a la hora de escribir su afamada novela. El castillo fue durante mucho tiempo la residencia real de Rumania hasta la llegada del régimen comunista en 1948.

Hace unos años, el castillo fue devuelto a los herederos de la realeza rumana, que lo reconvirtieron en museouno de los grades atractivos turísticos de Rumania, que recibe a mas de 560.000 visitantes anuales. Según el diario ABCen el año 2007 se puso en venta esta propiedad a un precio de 50 millones de euros. La oferta fue aceptada pr un multimillonario ruso, Román Abramóvich, pero finalmente el trato no llegó a cerrarse debido a las posible negativa de los propietarios y de las autoridades rumanas a que la fortaleza se convirtiese en un parque temático dedicado a Drácula.

Hasta tres herederos han querido venderlo, sin conseguirlo. Ahora, según el Daily Telegraph, sus actuales propietarios -el gran duque Dominic de Habsburgo y sus hermanas, María Magdalena e Isabel, hijas de la princesa Ileana de Rumania, lo vuelven a intentar, ofreciéndolo como destino turístico rentable si se vincula con la figura de Drácula, el real y el otro. ¿Su valor? Los Habsburgo quieren vender la fortaleza por unos 64 millones de dólares estadounidenses.

Galería de fotos

Seguinos en Twitter: @Perfiltur

Deja un comentario