Manchester versión americana

En el sur de Vermont (EE.UU.), un pueblo rústico y con aires victorianos es el sitio preferido de los bostonianos y neoyorquinos que buscan los paisajes de montaña. Fotos.

Manchester tal vez nunca sea el máximo pueblo para esquiar de Estados Unidos. Sus doradas mansiones y elegantes negocios siguen atrayendo más compradores que esquiadores. Foto: New York Times / Travel [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para: , ,


Ver mapa más grande

Manchester tal vez nunca sea el máximo pueblo para esquiar de Estados Unidos. Sus doradas mansiones y elegantes negocios siguen atrayendo más compradores que esquiadores. Pero este bucólico pueblo del sur de Vermont, bendecido con dos centros de esquí cercanos, en el pintoresco valle Battenkill, está emergiendo como un popular escape invernal entre los bostonianos, neoyorquinos e incluso europeos que buscan familiarizarse con las intactas montañas Green, de Vermont.

La propiedad más reconocible, el majestuoso Equinox Hotel, fue sometida a una renovación importante. No espere algo parecido a Aspen o Stowe. Pero Manchester tiene su propio ambiente relajado y sofisticado, apto para las cuatro estaciones. El campo que rodea a Manchester es un Vermont puro: praderas onduladas, puentes cubiertos, granjas con vigas de madera. Entre las más visitadas, la Granja Taylor es un granero a 24 kilómetros de Manchester que data de principios de 1800. Luego de la visita, ármese de quesos ahumados con arce (US$ 16). Enseñan a hacerlos y permiten explorar parte de sus 223 hectáreas en trineo.

La encantadora Main Street de Manchester está dividida en dos secciones: Manchester Center, con sencillos negocios de artesanías cuya pieza central es la librería Northshire Bookstore, y Manchester Village, con muchas mansiones de la era victoriana. Cenar en Manchester gira en torno a menúes que raras veces se desvían de clásicos de Nueva Inglaterra, como filet miñón y pescadoThe Silver Fork es una buena excepción, con cocina americana.

En época invernal, los centros de esquí independientes se están convirtiendo en una especie en peligro de extinción. No obstante, Bromley Mountain Ski Resort, 15 minutos al este de Manchester, ya cumplió 75 años. Desde la pendiente que da al Sur, los días de niebla las montañas Green flotan como islas sobre un mar de nubes. Uno de esos picos es la montaña Stratton (1.181 metros).

En el sur de Vermont se come bien. Si quiere aventurarse fuera de Manchester, diríjase al restaurante Chantecleer, romántico y rústico, con ruidoso fuego en la chimenea del living. Los negocios de artesanías son típicos y, para eso, visite Manchester Woodcraft: es ideal para comprar todo tipo de baratija de madera, todo hecho allí. Además, Manchester Hot Glass Studio & Gallery enseña el fino arte de soplar vidrio (30 minutos por US$ 50). El oficio de Johannes Michelsen son los sombreros de madera. Sólo los usaría Wyatt Earp, pero con él podría adornar un precioso living.

Galería de fotos

  • Coordenadas: La ciudad de Vermont, en el condado de Bennington, estado de Vermont, sólo tiene 109 km2 y 4.400 pobladores, pero está creciendo como destino local. Sus factory outlets ofrecen precios increíbles en primeras marcas.
  • La mejor ruta: Manchester se encuentra a cuatro horas de auto desde Nueva York, con rumbo Norte. Son 344 km de carretera. También se puede ir en micro (US$ 149 ida y vuelta). El aeropuerto internacional más cercano es Boston.

Deja un comentario