Dos puertas, dos caminos, dos realidades muy diferentes. Al llegar al Museo del Apartheid, en Johannesburgo, Sudáfrica, el visitante se encontrará con dos carteles de ingreso escritos en inglés y en afrikáner; para “blancos” y para “no blancos”. De ahí en más, los turistas sólo podrán entrar a través de la puerta asignada y vivirán en carne propia la incomodidad de la discriminación que reinó en ese país entre los años 1948 y 1992. Foto: Cedoc Perfil

Volver a la nota: El museo donde se vive el «Nunca más» africano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + diez =