Legoland Florida, un reino a medida de los chicos

Para los niños, abrió en “el estado del sol” un parque donde se pueden construir cosas increíbles con millones de bloques de colores.

BLOQUES. Hasta los castillos están hechos con piezas Lego. [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir:

Ideal para:


Ver mapa más grande

Si se tiene un hijo de ésos que se vuelven locos por el mundo interminable de Lego, hay un motivo más para visitar el corazón de la Florida, al sur de Estados Unidos.

A casi una hora de los famosos parques de Orlando, la Florida sumó una nueva alternativa de entretenimiento familiar: Legoland Florida. Inaugurado en octubre del año pasado, el parque huele todavía a nuevo. Está montado donde alguna vez funcionó el famoso Cypress Gardens (histórico jardín botánico del que apenas queda una pequeña porción), algo que queda en evidencia por la gran cantidad y variedad de vegetación y diferentes tipos de árboles que conserva el área.

Como todo parque temático, éste también tiene su castillo. De estilo medieval, es similar  al que uno podría construir con los famosos bloques. El castillo está custodiado por soldados con armadura realizados  totalmente en Lego, y hasta se puede montar a caballo.

Claro, los caballitos de Lego. Adentro del castillo funciona la atracción The Dragon, una montaña rusa para que disfruten en particular los niños pequeños. En realidad, todo el parque está construido y pensado en los más pequeñitos. Por ejemplo, el minisafari a bordo de un jeep de juguete nos lleva a una especie de zoológico donde los animales también están construidos con miles de bloques.

El parque está dividido en diferentes áreas: la Tierra de la Aventura, el Lego Kingdoms, la Zona de la Imaginación, Lego City y la Cueva del Pirata. Pero el área más sorprendente, y la que resulta más atractiva para los adultos, es Miniland, situada frente a un lago, donde la compañía construyó a escala reducida, diferentes ciudades de  Estados Unidos.

Con una perfección que asombra y utilizando solamente los bloques de Lego, se puede recorrer: Nueva York, San Francisco, Las Vegas, Miami, Washington, el Centro Espacial JFK (un shuttle que cada media hora simula un despegue), y la pista de autos de carrera de Daytona.

A lo largo del parque, aparecen diferentes criaturas (dinosaurios, dragones, personas), todas construidas en Lego. Casi lo único que en el parque no es de Lego sino totalmente de madera es la montaña rusa Coastersaurus, la mayor de Legoland.

A la hora de comer, el parque propone desde las clásicas hamburguesas al paso, un restaurante de pizza, pasta libre, y una heladería. El Market Restaurant, el de mayor variedad de opciones (pollo, ensaladas, sándwiches), tiene en su centro una enorme batidora de cocina color Tiffany Blue, debajo de la cual los niños pueden entretenerse armando y creando objetos con miles de bloques, mientras sus papás hacen la fila para pedir la comida.

Teniendo en cuenta las ventajas climáticas que brinda la Florida, el parque se prepara para sumar una opción irresistible para los niños. El verano próximo abrirá Legoland Water Park, con piscinas con olas, toboganes y safari acuático, entre otras cosas. Además, para la próxima Navidad, el parque promete construir un árbol festivo con 270 mil bloques, para celebrar como corresponde el nombre del lugar.

Deja un comentario