A sólo 112 kilómetros de Buenos Aires -con acceso por la autopista Panamericana- se ubica esta pequeña ciudad que sorprende al viajero con edificaciones coloniales, veredas angostas, esquinas sin ochava, calles empedradas y típicos bares en los que aún se ofrecen grapas y cañas.

Volver a la nota: «Así andan los gauchos…» a 112 kilómetros de Buenos Aires

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 6 =