Gran urbe. Con apenas 52 km2, pasó de defenderse del asedio indígena, desde que fue fundada, en 1823, a ser un polo tecnológico y la meca de los viajes estudiantiles. Foto: Cedoc Perfil

Volver a la nota: Tandil: algo nuevo y lo clásico

Un comentario en “Tandil: algo nuevo y lo clásico

  1. juan carlos | 07/08/2014 | 10:10

    muy linda ciudad parece, no la conozco, tendria que ir, espero poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × tres =