En esa curva española donde el Mediterráneo es el cuenco del continente europeo, la ciudad de Barcelona ofrece playas magníficas, sol pleno y ocasos regados con sangría y paellas ejemplares. Una postal diferente de una ciudad que siempre se impuso con líneas arquitectónicas. Foto: Cedoc Perfil

Volver a la nota: Hay muchas razones para visitar Barcelona sin miedo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *