Crisis turística: Nueva Delhi se convirtió en “la capital de las violaciones”

La ola de violencias sexuales que transformó a Nueva Delhi en la “capital india de las violaciones” asestó un duro golpe al turismo, en particular el femenino.

Foto: airpano [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

La ola de violencias sexuales que transformó a Nueva Delhi en la “capital india de las violaciones” asestó un duro golpe al turismo, en particular el femenino. La llegada de extranjeros a la ciudad india se derrumbó un 30 por ciento en el último año, y una de sus causas es -según los operadores turísticos- el temor a las molestias sexuales, según informa la agencia de noticias Ansa.

Tras la terrible violación de la estudiante de Nueva Delhi conocida como “Nirbhaya (“la que no tiene miedo”) en diciembre de 2012, se decretó la emergencia para la seguridad de las mujeres. Pero las nuevas medidas antiviolación, entre ellas una ley más severa que prevé la pena de muerte en caso de deceso de la víctima, no sirvieron para frenar las agresiones. En los primeros cuatro meses de 2014, la policía de Nueva Delhi recibió seis denuncias en promedio por día de violaciones, y 14 de molestias sexuales.

¿Será el efecto Nirbhaya?“, se preguntó el diario The Times of India en un artículo donde subrayó el brusco descenso de la llegada de extranjeros a la capital. La estadísticas fueron calculadas por la Superintendencia de Bienes Arquitectónicos (ASI), sobre la base de la venta de pasajes en tres famosos monumentos: el Fuerte Rojo, el minarete Qutub Minar y la tumba del emperador mogul Humayun, durante el último año fiscal indio que cerró el 31 de marzo de 2014.

La tendencia negativa desencadenó una campanilla de alerta en la industria turística, que por primera vez después de años de boom asiste a una desaceleración. Según fuentes del sector, la culpa es de la “publicidad negativa” de los dramáticos hechos de crónica -como la violación de Nirbhaya- descritos por la prensa hasta en sus más mínimos detalles. “En los últimos dos años los medios dieron muchísimo resalto a los casos de violación -dijo Sandra Ceresa, representante de los operadores de turismo Mistral en India- y por lo tanto crearon un alarmismo tal vez exagerado. A mi parecer el nivel de seguridad en Nueva Delhi no empeoró tanto como se cree en el exterior”.

El que más sufre es el turismo por cuenta propia, sobre todo el de las mujeres. “Primero había grupos femeninos y también muchas mujeres que viajaban solas. Ahora ya no se ven, porque no se sienten seguras como en el pasado”, explicó Ceresa. “Lamentablemente se manchó la imagen misma de la India, que siempre fue un país muy pobre, pero rico en espiritualidad“, concluyó. A la baja de los turistas extranjeros contribuyó también la crisis económica en Europa, que coincidió con la escalada de las violencias. “La recesión tuvo un gran papel -dijo un funcionario al Times of India- y de hecho asistimos a una disminución del 11 por ciento incluso en las visitas al Taj Mahal“, símbolo turístico del país.

Según el ministerio de Turismo, en 2013 llegaron a Nueva Delhi 2,3 millones de turistas extranjeros, pero en buena parte de los casos sólo transitaron por el aeropuerto antes de partir hacia metas turísticas más famosas, como las de Rajastán. Las cifras oficiales difundidas por del ministerio, sin embargo, son más positivas: las visitas de extranjeros en 2013 aumentaron un 9 por ciento respecto del año precedente, llegando a unos 19,9 millones, respecto de los 18,2 millones de 2012.

2 Comentarios en “Crisis turística: Nueva Delhi se convirtió en “la capital de las violaciones”

  1. Fernando | 26/08/2014 | 14:09

    un país que tiene 1200 millones de personas, tiene 2,3 millones de turistas: no existe. Estarán bien los datos.?

  2. skandar | 26/08/2014 | 15:18

    VIOLAN , ASESINAN, Y DESTRUYEN FAMILIAS LAS SECTAS BRUTAS DE UN PAIS QUE QUIERE INSERTARSE A OCCIDENTE CON QUE FUNDAMENTOS , EL OM???OM, OM, OM, PORQUE NO CREO QUE BUDHA HAYA DIFUNDIDO ESOS METODOS EN SU VIDA
    BOICOTIEMOS PRODUCTOS Y PELICULAS DE ESE PAIS BRUTO CULTURALMENTE.

Deja un comentario