Bangkok, postales para toda la vida

Moderna y tradicional, relajada y picante, la capital de Tailandia es un shock multisensorial. El sudeste asiático que no se olvidará. Fotos

Atravesada por canales que subrayan su geografía sinuosa, la capital de Tailandia está tan occidentalizada que el barrio de los mochileros ya es un atractivo para los locales. Además, budismo, mercados y palacios únicos. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: , , días

Cuándo ir:

Con quién ir: ,

Ideal para: ,

Por Thomas Fuller (The New York Times / Travel)

Viajar por Bangkok es ver varios mundos al mismo tiempo. Rascacielos y viviendas de madera, restaurantes finos y puestos callejeros, hospitalidad y meditación budista. La rivera de Bangkok está renaciendo. Los almacenes son un mercado nocturno para turistas; restaurantes y hoteles boutique pueblan la margen del río, y el Gran Palacio y el Wat Arun (Templo del Alba) están magníficamente iluminados.

Contrate su propio paseo privado de veinte minutos como alternativa para un paseo común por el río Chao Phraya. Es gratis cuando reserva una mesa en el restaurante costero Chon Thai, en el elegante Siam Hotel. Recorra Khao San Road, el mayor distrito de mochileros del sudeste asiático. Durante décadas, esta madriguera de calles y callejones ha sido un paraíso de comida y hospedaje baratos para la enorme marea plebeya de viajeros con bajo presupuesto. El área, cerrada al tráfico durante la noche, se ha vuelto un destino de moda entre los jóvenes.

Cierre la noche con música en vivo en el diminuto bar Blues, a diez minutos caminando desde Khao San Road, después del puente sobre el canal Samsen. Dedique la mañana siguiente a una aventura antropológica en Chatuchak, un vasto mercado de pulgas de fin de semana situado en las faldas norteñas. Los vendedores ofrecen de todo (marcas, reptiles, aromaterapia). Detrás del mercado, Sood Jai Kai Yang es una leyenda local para probar el típico som tam tailandés (ensalada de palta) por 50 baht; con un dólar estadounidense se consiguen 32 bahts tailandeses.

A menos que tenga boca de acero, pida menos picante. Para reponerse de la caminata, hay cientos de casas de masajes de pies (una hora cuesta 300 baht e incluye un masaje de hombros, espalda y cabeza). El hotel Mandarin Oriental es famoso por haber hospedado a Joseph Conrad y Somerset Maugham. El té en el Salón de los Autores cuesta 1.471 bahts para dos personas.El Sky Bar Atop State Tower (en el Lebua Hotel) será la terraza más impactante de su vida. La vertiginosa escalera externa baja al bar –un torreón al aire libre, al costado del rascacielos–.

Prepárese para dejar 320 bahts por una cerveza Singha, porque estará pagando la vista: el centro de Bangkok y el río Phraya. En el Barrio Chino (Yaowarat) los vendedores callejeros ofrecen durión, una fruta que no huele bien, pero es única en el reino vegetal de Tailandia. Desde allí, eche un vistazo a los descoloridos encantos del viejo Bangkok: construcciones de madera sobre bulevares arbolados cruzados por canales.

Suba los escalones del Pukhao Tong (Monte Dorado) con la cadencia del canto de un monje. El templo mira hacia los vecindarios más viejos de Bangkok y hacia el Gran Palacio. Disfrute de un tazón de fideos en uno de los restaurantes familiares o puestos de comida en la salida del Monte Dorado. Camine cinco minutos desde el Monte Dorado hasta el servicio de botes del canal Saen Saeb. Cuesta 20 bahts el viaje a Pratunam, el distrito comercial (no hay letreros, pida que le avisen).

Desde Pratunam vaya hacia el Ratchaprasong Skywalk, un pasaje elevado de 800 metros que conecta los centros comerciales. A nivel de calle también está el santuario Erawan, lleno de gente que busca la buena fortuna de la deidad local, Phra Phrom. Asista a la función matutina en el vasto Cineplex de Siam Paragon (Rama 1 Road, Pathumwan). Pida los asientos “listón azul” –el par cuesta 1.500 bahts e incluye bocadillos, tragos y un asiento de avión de primera clase–. No olvide pararse para escuchar el himno real tailandés antes de la función.

→ Galería de fotos

DATOS ÚTILES

  • Coordenadas: la capital de Tailandia, Bangkok, se encuentra sobre el delta del río Chao Phraya.
  • La mejor ruta: Un vuelo con dos escalas, desde 26 mil pesos incluidos los impuestos.
  • Hospedaje: Departamentos con servicio incluido, como la cadena Centre Point (centrepoint.com), con ubicaciones en toda la ciudad, parten desde US$ 120 la noche.
  • El dato: Los inmigrantes chinos constituyen el más numeroso grupo migratorio de la ciudad, que fue declarada capital en 1782. El 91% de la población es budista.

Deja un comentario