Estados Unidos en versión lacustre

Lagos azules, montes altos y cráteres profundos hacen del parque Lake Crater una geografía de belleza extrema. Tanto como el menú local.

CRATER LAKE. Es el lago más profundo del país (en algunos puntos, 592 metros) y da nombre al único parque nacional de Oregon. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Cuándo ir: ,

Con quién ir: , ,

Ideal para: , , ,

Por Christian Röwekamp (DPA)

Es un azul increíble. Abajo, en el lago, y en el gran cielo de Oregon. El azul ultramarino de ambos reluce de manera tan intensa en un día soleado que cuesta diferenciarlos. El Crater Lake da nombre al único parque nacional de Oregon, que atrae cada año a medio millón de visitantes que quieren ver de cerca el lago más profundo de Estados Unidos, que en algunos puntos alcanza los 592 metros.

Si se introdujera en el agua el Empire State de Nueva York, todavía faltarían 150 metros hasta la superficie. El lago surgió tras una erupción volcánica de hace 7.700 años que hizo que el monte Mazama se derrumbara sobre sí mismo y formara un cráter, que con el tiempo se fue llenando de nieve y agua de lluvia.

Por devastadora que fuera la erupción volcánica, hoy Crater Lake es un lugar muy pacífico. Lo rodea una carretera de 53 kilómetros, abierta de julio a octubre. En los demás meses del año, la nieve cubre el asfalto. El lago del cráter puede recorrerse en vehículo propio o minibús, o se pueden tomar los tours en bote de dos horas que parten de la bahía de Cleetwood, en el extremo norte. La cuesta larga y empinada hacia el amarre es el único camino posible y requiere esfuerzo físico.

Valdría la pena quedarse uno o dos días más, porque hay más para ver. En Crater Lake National Park hay 111 hoteles, que suelen estar reservados con antelación. Para casas rodantes hay 213 plazas en el Mazama Campground.Los pináculos en el sureste del parque nacional son sorprendentes. Por aquí salían antiguamente gases volcánicos a la superficie, a través de fumarolas que cimentaban la ceniza. Tiempo después, las columnas de piedra caliza quedaron en pie como chimeneas.

El paisaje occidental, hacia el Pacífico, es verde y exuberante. De paso, cerca de la autopista 138, existe la posibilidad de hacer dos excursiones cortas a las cataratas Watson Falls (de 83 metros de altura, que ofrecen una vista imponente) y Toketee Falls. Si el viaje va desde el lago hasta el noreste o el sureste, el paisaje está marcado por la ganadería. Los pastos en verano son más ocres y amarillos que verdes. En Fort Klamath, cowboys y cowgirls lanzan lazos y capturan reses los sábados en el rodeo.

Al este de la autopista 97, la tierra es cada vez más seca y árida. Se conoce la región como Oregon Outback, y en torno al Silver Lake, el menú en la cafetería local nos muestra lo que esperan de un verdadero hombre. Por US$ 24,50 el Big Hoss Double contiene nada más y nada menos que 1,25 kilos de carne picada, seis huevos, 12 fetas de queso, 250 gramos de jamón y algunas cosas más. Con el plato viene también más de un kilo de papas fritas.

Deja un comentario