ITALIA

36 horas en Lago de Como

Varios pueblitos crecen mirando hacia el lago lombardo, imán turístico y poderoso atractivo para inversionistas y celebridades. Fotos

Varios pueblitos crecen mirando hacia el lago lombardo, imán turístico y poderoso atractivo para inversionistas y celebridades. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir:

Ideal para: , ,

Por Ingrid K. Williams (The New York Times / Travel)

A los pies de Los Alpes en el norte de Italia, el lago de Como merece su reputación como patio de juego de los ricos. Virtualmente desierto durante el invierno, este lago despierta de su plácido sueño a mediados de marzo, cuando una glamorosa multitud empieza a caer en tropel sobre los hermosos pueblos agrupados alrededor: Bellagio, Menaggio, Tremezzo, Varenna. La ciudad de Como, en el extremo sudoccidental del lago, es sin duda el destino más interesante de esta zona.

Día 1. Hasta Suiza

En Como, únase al gentío que se trepa al funicular que asciende la montaña hacia Brunate, un pueblito 490 metros sobre el lago (ida y vuelta, 5,3 euros). No bien llegue, deje atrás a los demás y suba a pie (1,5 kilómetros) hacia el Faro Voltiano. El premio por completar el viaje son una dichosa soledad y un insuperable panorama de toda la ciudad y el lago, hasta la vecina Suiza.

A fines de 2013, el empresario Pierpaolo Perretta renunció a su traje y su salario para dedicarse a su arte, utilizando cartón o materiales que puedan pegarse sin pintarrajear las paredes. Entre otras obras en exhibición, figura una incisiva imagen de una joven orando a una tableta: “Por favor, Santa iPad, devuélveme a mi papá”.

Hasta hace poco, Como tenía pocas opciones para cenar adecuadas para los críticos milaneses que escapan aquí los fines de semana. Pero Market Place, un sofisticado restaurante “del campo a la mesa”, ha fijado un nuevo estándar. Para una vista nocturna frente al lago, una de las mejores opciones es Fresco Cocktail Shop.

Día 2. El gótico piamontés

El café Cremeria Bolla, inaugurado en 1893, es una buena opción para una dosis mañanera de cafeína, como un cappuccino en una mesa de afuera, posición estratégica para ver cómo cobran vida las calles de la ciudad. Después, aprecie gratis el Duomo di Como, la catedral gótica de la ciudad, de finales del 1300. En los tesoros de adentro figura una colección de tapicería antigua y pinturas de Gaudenzio Ferrari, un artista del Renacimiento.

Súbase a una embarcación rumbo a Bellagio, una pintoresca y muy popular villa del centro del lago, a 29 kilómetros. Para almorzar, busque el soleado Ristorante alle Darsene di Loppia, con una frondosa pérgola. Después recorra los jardines de la neoclásica Villa Melzi, que vuelve a llevarlo al muelle.

Muchas de las encantadoras mansiones costeras del lago de Como son privadas, pero algunas están abiertas al público. Una de las más magníficas, con románticos jardines y esculturas es Villa Carlotta, de un ex marqués del siglo XVII, hoy museo.

El lago de Como no tiene costa arenosa, pero en el vecino Grand Hotel Tremezzo, el hotel instaló T Beach, un club de playa con arena traída de otros lados. Si la atmósfera playera le resulta artificial, vaya al sur y pruebe en Villa d’Este, un hotel en el pueblo Cernobbio. Allí comerá aceitunas a la sombra de antiguos castaños. Para pasar la noche en un antiguo palazzo, piense en una cena en Theoria. La cocina es de influencia francesa, con quenelles de róbalo y foie gras con frambuesa (50 euros).

Día 3. Mañana intensa

No hay mejor forma de recibir el día que con una caminata sobre la centelleante costa de Como. Desde Piazza Cavour, siga al oeste el paseo costero pasando frente a Tempio Voltiano, un museo dedicado a Alessandro Volta, el físico local que inventó la pila eléctrica. Tome un barco (23,2 euros) y eche amarras en Varenna, un pueblo que abraza la costa oriental del lago.

Desde el muelle, camine al sur sobre serpenteantes calles de adoquín hacia Villa Monastero, un ex monasterio y residencia de nobles que actualmente atrae visitantes a sus jardines frente al lago (entrada a 5 euros). Pasee bajo cipreses y árboles de críticos y atraviese la hermosa logia costera mientras saborea las vistas que durante siglos han atraído admiradores a las impactantes costas del lago de Como.

→ Galería de fotos

Un comentario en “36 horas en Lago de Como

Deja un comentario