¿Existe riesgo de contagio de ébola para los turistas?

El virus se ha cobrado desde el inicio del año la vida de más de 4.000 personas en África y se ha propagado a España y EE.UU.

El mayor brote de ébola en lahistoria podría provocar pérdidas de miles de millones dedólares a las economías de África Occidental para finales de 2015 si no se contiene la epidemia. Foto: AP [ Ver fotogalería ]

Ficha

Este año tiene lugar el brote más fuerte de ébola, un virus de muy alta tasa de mortalidad (casi un 90% de las personas infectadas) del cual por el momento no existe tratamiento ni vacuna totalmente eficiente. El virus se ha cobrado desde el inicio del año la vida de más de 4.000 personas en Guinea, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y la República Democrática del Congo, y hay casos de españoles y norteamericanos. Pero, ¿existen riesgos reales para turistas que vayan a Europa o África?

Los turistas que viajen en avión no deben temer que puedan ser infectados con el virus del ébola a bordo de la nave. “Una infección es muy poco probable, incluso en el caso de que se utilice el mismo asiento en el que antes estaba sentada una persona enferma de ébola“, asegura el profesor alemán Thomas Jelinek, especialista en medicina de viaje, citado por la agencia alemana dpa.

El virus no puede sobrevivir mucho tiempo fuera del cuerpo humano, explica el experto. Además, en la fase temprana de la enfermedad, es casi imposible que el virus se pueda transmitir, sino solo después de que se hayan presentado síntomas agudos. Y en este caso, a su vez, es muy poco probable que se permita subir al avión a un enfermo de ébola, afirma Jelinek.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el riesgo de que un viajero por motivos turísticos o de negocios se infecte con el virus del ébola durante una visita a las zonas afectadas y presente la enfermedad a su vuelta es extremadamente bajo, aunque haya viajado a zonas donde se estén notificando casos primarios.

La transmisión requiere contacto directo con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de personas o animales infectados, vivos o muertos, todo lo cual es muy improbable en el caso del viajero típico. En todo caso, se aconseja a los turistas que eviten esos contactos.

Según la OMS,el riesgo es igualmente bajo en caso de que se vaya a visitar a familiares o amigos en las zonas afectadas, a no ser que haya contacto físico directo con una persona enferma o fallecida. En tal caso hay que notificar a las autoridades de salud pública y proceder al rastreo de los contactos, que se utiliza para confirmar que no hubo exposición al virus y evitar una propagación de la enfermedad mediante el seguimiento.

→ La histórica epidemia de ébola golpea al mercado turístico en África

10 de octubre de 2014

Deja un comentario