No se trata solamente de uno de los bares-restós-discotecas más cautivantes de Río de Janeiro. También es un museo de antigüedades y un clásico punto de encuentro de artistas e intelectuales. Foto: Cedoc Perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 5 =