GEORGIA / ESTADOS UNIDOS

Atlanta celebra los 75 años de “Lo que el viento se llevó”

En la ciudad estadounidense, el clásico film es casi una religión. Una ruta temática ofrece al turista exposiciones, museos y la casa de la autora, Margaret Mitchell.

Una máquina de escribir antigua recuerda a la autora del libro "Lo que el viento se llevó" que luego se adaptaría al cine conservando el nombre. Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Ideal para: ,

La película ya era una leyenda antes de que nadie la hubiera visto. Un millón de personas se desplazaron a Atlanta para ver el estreno, y el gobernador de Georgia había declarado esa fecha día festivo. Había nacido una auténtica película de culto: hace 75 años, el 15 de diciembre de 1939, se estrenó “Lo que el viento se llevó”. Hasta el día de hoy sigue siendo la película más exitosa de la historia del cine y un imán turístico para Atlanta.

La ciudad más grande de Georgia también celebra el 75 aniversario, con muchas exposiciones, algunas de ellas gratis, que informan sobre el libro y la película, y una ruta “Gone with the wind” intercomunica las diferentes atracciones. Allí está, por ejemplo, la Margaret Mitchell House, la casa donde vivió la autora de la novela y premio Pulitzer, aunque ella podría haberse permitido el lujo de vivir en un palacio.

“Aquí recibimos turistas de todo el mundo, la mayoría de ellos estadounidenses, por supuesto”, dice la guía Joanna Arrieta al referirse a los peregrinos de Mitchell. Todos los interiores están conservados como en el momento en que Mitchell se despidió de este mundo. La antigua tostadora sigue en su lugar de siempre, al igual que la lámpara de pie bajo cuya luz fue escrito el bestseller mundial.

Ella sufrió un accidente de equitación y aprovechó el tiempo de convalecencia para escribir un libro“, explica Arrieta. Su manera de proceder fue inusual: siempre escribía un capítulo pero comenzando por el final. Escondió las páginas en la casa hasta que el libro estaba terminado. El manuscrito de la película está guardado en esta casa. “Aquí hay una y otra vez turistas imitando la película, muchos de ellos con lágrimas en los ojos“.

El motivo más popular para la foto es el retrato de tamaño más que natural de Vivien Leigh. “En la película, este retrato está colgado en la finca Tara”, explica la guía. Después de que la película terminara de rodarse, el retrato fue regalado a una escuela, donde está colgado en el comedor. Si se mira bien, se pueden ver todavía algunas huellas de comida tirada a la pared. Al parecer, a algunos cinéfilos les duele la cabeza cuando se imaginan cómo fue profanada esta reliquia cinematográfica. En Atlanta, “Lo que el viento se llevó” es casi una religión.

Un par de manzanas más adelante, en la avenida Peachtree, estaba el Loew’s Grand Theatre, donde se estrenaron varias grandes películas, aunque ninguna de ellas alcanzaba el nivel de “Lo que el viento se llevó”. Atlanta festejó la película durante tres días. Dicen que unas 300.000 personas siguieron el desfile de los coches con las estrellas. En la esquina se encuentra hoy un edificio de oficinas de varias plantas, porque en 1978 se incendió el histórico teatro. Hasta el día de hoy circula el rumor de que el edificio, protegido como patrimonio cultural, fue incendiado intencionalmente.

En la misma calle ocurrió en 1949 un accidente: un hombre borracho atropelló a una mujer de 48 años, que murió cinco días después en el hospital. Era Margaret Mitchell. Su tumba se encuentra en el cercano cementerio de Oakland. Puede resultar difícil encontrar la sepultura, porque en la lápida aparece su nombre de casada: Margaret Marsh. Sin embargo, hay pequeños letreros que indican el lugar donde está enterrada. Incluso 65 años después de su muerte, cada día hay flores frescas en la tumba.

Deja un comentario