ESPAÑA

Borja, el pueblo que “revivió” gracias al Ecce Homo

En los últimos dos años, miles de personas viajaron a este pueblo español en busca de la pintura retocada por una anciana.

Foto: The New York Times [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

18 de diciembre de 2014

Hace dos años, el mundo supo de la existencia de una localidad llamada Borja, en Aragón, España, gracias a la anciana Cecilia Giménez. Con muy buenos, pero poco acertados, motivos, había retocado la pintura del “Ecce Homo” que había en la iglesia del pueblo. La dimensión de la noticia fue tal que, ante el revuelo que suscitaron sus retoques y la repercusión mediática, Cecilia, que hoy tiene 83 años, sufrió un ataque de nervios.

La imagen dio la vuelta al mundo y ahora, dos años después, Borja tiene mucho que agradecerle a Cecilia porque, según The New York Times, la fama de la pintura salvó la economía del pueblo de poco más de 5.000 habitantes, que ahora es visitado por miles de turistas provenientes de todas partes. Todos quieren ver la versión “remasterizada” de la pintura religiosa.

“Una ciudad, y no una pintura, restaurada”, es el titular del reportaje que le dedica el diario estadounidense, que cuenta que, para acceder al Santuario de Misericordia, del siglo XVI, donde se encuentra el lienzo pintado en los años 30 y restaurado por Cecilia Giménez, cada turista tiene que pagar 1,25 dólares.

El periodista Andrew Flack dice que se trata de “una historia de fe. Es un milagro cómo ha impulsado el turismo. ¿Por qué la gente viene a verlo si es un trabajo artístico terrible? Es una peregrinación a un fenómeno impulsado por los medios de comunicación. Dios trabaja de maneras misteriosas”.

Según calcula el The New York Times, durante estos dos años la pintura atrajo a más de 150.000 de turistas procedentes de Japón, Brasil, los Estados Unidos y otros países europeos. “Esta Navidad”, cuenta Flack, “la imagen del Ecce Homo está impresa en los billetes de lotería de la ciudad y el retrato también desempeña un pequeño papel en una película popular española en la que un par de ladrones que intentan robarlo.

Entrevistado por el diario, el alcalde Miguel Arilla asegura que el “boom turístico” ayudó recuperar la economía local en, por ejemplo, museos locales como el Museo de la Colegiata de Borja, con su colección de arte religioso medieval y que pasó de tener 7.000 visitantes al año a 70.000. “No puedo explicar la reacción. Fui a ver a Ecce Homo por mí mismo, y todavía no lo entiendo”, dijo el alcalde, incrédulo de que su pueblo se hubiera hecho famoso por tan loca anécdota.

Aprovechando el “boom”, la Asociación de Vecinos del Santuario de la Misericordia de Borja creó el primer museo internacional del eccehomo, que cuenta con 26 pinturas inéditas sobre esta obra de autores de distintos puntos del mundo, desde México a Italia, y principalmente de España. Quienes lo visitan, no dejan de ir a la casa de Cecilia a pedirle una foto con ellos.

Un comentario en “Borja, el pueblo que “revivió” gracias al Ecce Homo

  1. Daniel | 14/01/2015 | 23:40

    Supongo Borja debe ser el lugar donde nació el Papa Alejandro VI, mas conocido como el papa Borgia (padre de Lucrecia), ya que era español y su verdadero nombre era Rodrigo de Borja

Deja un comentario