BRASIL / RÍO DE JANEIRO

Un verano con todo en Río

Para potenciar un clásico, la hotelería de lujo desarrolló espacios con vista al mar y un restó con menú del francés Jean-Paul Bondoux. Fotos

FAVORITA. El año pasado, llegaron a Río de Janeiro 1.815.000 turistas. Entre ellos, 408.375 fueron argentinos, lo que coloca a nuestro país como el mayor emisor. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Por Josefina Hagelstrom, desde Río de Janeiro (Diario PERFIL)

A Río de Janeiro se la conoce en el mundo como La Ciudad Maravillosa. Y lo es. Playas con atardeceres increíbles, morros con hectáreas de vegetación, barrios coloridos con música que se mezcla con el calor, atractivos clásicos como los barrios de Ipanema y Copacabana, el Cristo Redentor, la floresta de Tijuca, el Pan de Azúcar, el estadio Maracaná… las opciones son inagotables.

Este año, miles de argentinos llegarán a Brasil para disfrutar sus vacaciones y río será uno de los destinos más elegidos. El año pasado, Argentina fue el país emisor de la mayor cantidad de turistas (408.375 de un total de 1.815.000), seguida de Estados Unidos y Francia.

Para quienes quieran disfrutar de las playas cariocas, Leblon, Ipanema y Copacabana son las más concurridas. Los puestos 9 y 10 de Ipanema están entre los favoritos, y por la tarde en la costanera y la ciclovía se reúnen los deportistas. En los puestos playeros, por menos de diez reales se disfruta de la cerveza helada, jugo de frutas natural o un choclo (5 reales). Un clásico imperdible: el açaí bien frío con banana y cereales.

La noche es sinónimo de música y caipirinhas en el bohemio barrio de Lapa, con sus característicos arcos blancos, los bares que sacan mesas a la calle y las bandas que tocan música en vivo.

Además de los clásicos Pan de Azúcar y el Cristo Redentor, al que se accede en tren (50 reales), está el Parque Nacional Tijuca, 4 mil hectáreas de verde en medio de la ciudad, abierto durante todo el día. No se puede acampar, pero sí recorrerlo ymaravillarse con su vegetación, cascadas y vistas increíbles. Los que quieran escapar al calor van a encontrar ahí un oasis gracias a la sombra de sus cien mil árboles.

Otro atractivo imperdible es la colorida Escalera de Selarón en Santa Teresa, una obra de arte de más de cien metros hecha por el artista plástico chileno Jorge Selarón, con cerámicas de distintas formas y colores traídas de todas partes del mundo.

Y para los que quieren conocer el costado más popular de la ciudad, existen tours privados por favelas como La Rocinha y Vila Canoa, paseos que despiertan opiniones encontradas en Río, pero son muy demandados por los turistas. En algunas favelas incluso hay hostels donde se hacen fiestas abiertas. Sin embargo, no dejan de ser barrios marginales y se recomienda ir con un tour.

Como una de las sedes que tuvo el Mundial 2014, la ciudad se renovó y aún apuesta a los Juegos Olímpicos de 2016. El estadio Maracaná, con capacidad para más de 70 mil personas, es uno de los principales atractivos. Hay tours privados para acceder a los vestuarios, donde se exhiben camisetas de los jugadores más destacados.

Apertura

El Hotel Sheraton, de la cadena Starwoods Hotel & Resorts, realizó remodelaciones por US$ 50 millones para incorporar el bar Dry Martini, del español Javier de las Muelas, un emblema de la coctelería en Barcelona. El bar recibe al público en general y no sólo a huéspedes del hotel. Además, inauguró Shine Spa, donde se ofrecen tratamientos de belleza. Otra novedad es la llegada al piso 26 del restaurante L’Etoile, encabezado por el reconocido chef francés Jean-Paul Bondoux. El menú incluye steak tartare, ostras y foie gras, que se suman a recetas tropicales brasileñas como pato con mango, tajina de frutos de mar con cítricos y sorbete de caipirinha.

GALERÍA DE FOTOS

Deja un comentario