GUATEMALA

Tikal y Yaxhá, entre la majestuosidad y el testimonio histórico

En medio de una espesa selva, son de una majestuosidad impresionante por sus construcciones y evidencias de un singular testimonio histórico de la civilización maya.

Yaxhá es un sitio arqueológico y un antiguo centro ceremonial de la civilización maya situado en el noreste del Petén, Guatemala. Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Con quién ir: ,

Ideal para:

En la provincia de El Petén, en el norte de Guatemala, se erigen dos sitios arqueológicos que dan cuenta de lo que fue la civilización maya: Tikal y Yaxhá. Ambos lugares, en medio de una espesa selva, son de una majestuosidad impresionante por sus construcciones y evidencias de un singular testimonio histórico de la misteriosamente desaparecida civilización que pobló Mesoamérica en la era precolombina.

De acuerdo a la literatura histórica, Tikal fue la capital de un estado beligerante que se convirtió en uno de los reinos más poderosos de los mayas. Aunque la arquitectura monumental del sitio se remonta hasta el Siglo IV a.C., el reino o señorío alcanzó su apogeo durante el Período Clásico, entre los años 200 y 900 d.C.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979, Tikal fue un lugar que dominó gran parte de la región maya en el ámbito político, económico y militar, interactuando mientras con otras regiones a lo largo de Mesoamérica, incluso con la gran metrópoli de Teotihuacan en el lejano Valle de México. Tikal tuvo un área de dominio de 120 kilómetros cuadrados y se estima una oscilación de una población entre 10.000 y 90.000 habitantes.

Se cuenta que tanto Tikal como Yaxhá fueron descubiertas casualmente entre la tupida selva por expedicionarios perdidos en la mitad del siglo XIX. Debido a la lejanía del sitio, ningún explorador visitó las ruinas de Tikal hasta que Modesto Méndez y Ambrosio Tut, respectivamente el comisionado y el gobernador de Petén, viajaron allí en 1848. El destacado artista guatemalteco Eusebio Lara los acompañó para elaborar las primeras ilustraciones de los monumentos.

Los mayas que construyeron tanto Tikal como Yaxhá eran maestros en matemáticas, geometría, arquitectura y astronomía, conocimientos que les permitieron diseñar edificaciones gigantes con gran precisión y belleza de formas. Muchas de las pirámides y monumentos están iluminadas de acuerdo a la salida y puesta del Sol, contemplando y simbolizando el ciclo entre la vida y la muerte.

Yaxhá -también conocido como Yaxha, Yax-ha y Yax-há- es un sitio arqueológico y un antiguo centro ceremonial de la civilización maya situado en el noreste del Petén, Guatemala. Está ubicado aproximadamente 30 km al sureste de Tikal. El nombre maya de la ciudad se aprecia en su jeroglífico emblema (que representa la cabeza de un loro) y se lee como “Yax” (verde-azul) “ha” (agua). El conjunto urbano fue ocupado durante 16 siglos (600 a.C. – 900). Por sus enormes avenidas y plazas se narra que en Yaxhá se llevaba a cabo una gran actividad comercial.

Yaxhá tiene más de 500 estructuras, incluyendo 40 estelas, 13 altares, 9 pirámides, 2 campos de juego de pelota y una red de calzadas, que conectan las Acrópolis Central, Norte y Este. En la Plaza C, se encuentra el único complejo de Pirámides Gemelas, fuera de su aliada Tikal, el cual conmemora un Katún, o período de 20 años. La Calzada del Lago de 80 metros de largo y considerada la entrada oficial de La Ciudad en la antigüedad, lo conecta al Lago Yaxhá.

Deja un comentario