GASTRONOMÍA

Por las rutas gourmet de la provincia de Buenos Aires

Frutas, quesos, fiambres y vino son los elementos que conforman las rutas gourmet de la provincia. Aromas y sabores que invitan a recorrer pueblos y grandes ciudades.

La provincia de Buenos Aires viene sumando nuevas rutas turísticas vinculadas a la producción artesanal y los productos locales.  Estas propuestas se suman a los clásicos viajes de agroturismo, los destinos de la Costa Atlántica y los circuitos culturales que recorren las ciudades más tradicionales.

Luego de la crisis económica que atravesó la Argentina, surgieron en el país numerosos emprendimientos creativos pensados para generar recursos de manera alternativa. Y una de estas iniciativas en los campos fértiles de la provincia de Buenos Aires fue, sin duda, la explotación de una gran variedad de productos vinculados a la tierra, tendencia que crece cada día en el ámbito turístico mundial. Es así como en la actualidad, la Secretaría de Turismo de la provincia promueve las Rutas Gourmet, que integran: vino, olivo, queso, arándano y jamón crudo.

Ruta del vino

Este circuito se extiende por alrededor de 150 kilómetros entre Sierra de la Ventana y el sur de Bahía Blanca, uno de los principales accesos a la Patagonia. Cada terroir determina la personalidad del vino. Las condiciones propicias para la elaboración de vinos de alta gama se generan gracias a las cualidades geográficas que caracterizan a la región. La presencia de cordones serranos, valles, laderas y vientos fuertes que llegan desde el Atlántico influyen en cada una de las variedades de uvas y otorgan a las etiquetas locales un aroma y sabor muy particular.

Una de las primeras opciones dentro de la Ruta del Vino bonaerense es Bodegas Saldungaray, ubicada entre los cordones serranos de Ventania y Pillahuincó. Una propuesta familiar que nació en 2003 y cuenta con más de 20 hectáreas de viñedos, en las cuales se cultivan plantas de merlot, tempranillo y malbec, entre otras.  La bodega tiene capacidad para 200 mil litros de vinos y fusiona técnicas de producción artesanal con el uso de nuevas tecnologías.

En los alrededores de Sierra de la Ventana, el siguiente destino es la bodega Cerro Colorado, construida totalmente en madera y piedra natural de la zona, con el objetivo de integrarse al entorno y el medio ambiente. El último destino es Al Este Bodega y Viñedos, situada estratégicamente sobre la Ruta Nacional 22, que conecta a la provincia con la Patagonia argentina. El territorio está considerado como uno de los lugares de producción de vid con mayor tiempo de exposición solar dentro del hemisferio Sur.

Ruta del olivo

Este es un recorrido para aprenderque al igual que las uvas, cada aceituna tiene diversos sabores, y que tanto las verdes como las negras provienen del mismo árbol. Además, que para degustarlas hay que esperar, recién desprendidas son amargas y es imposible catar sus propiedades.

Las principales cosechas bonaerenses se encuentran en el partido Coronel Dorrego, sobre la Ruta Nacional 3. Conformada por emprendimientos familiares, esta ruta alcanza una superficie de más de 2500 hectáreas cultivadas. Gracias al suelo, el agua, las temperaturas y las condiciones agroecológicas es obtienen olivas y aceites de la mejor calidad.

Uno de los lugares para visitar es la Estancia Don Gastón que ofrece alojamiento y día de campo, además charlas históricas sobre el lugar y técnicas sobre la producción de oliva. Continúa el recorrido por la Finca Rumaroli donde brindan recorridos por las plantaciones y la fábrica de aceite. Ambos locales ofrecen degustaciones y una propuesta cautivante.

Ruta del queso

La ciudad de Suipacha integra una de las cuencas lecheras más grandes de la Argentina. Con la tradición de ser productora de quesos desde hace casi un siglo, tras el arribo de los primeros inmigrantes vascos, protagoniza hoy la Ruta del Queso, un emprendimiento turístico que concentra a más de 80 productores de diversos rubros desde 2008.

El circuito gourmet es ideal para hacer en familia ya que, además de aprender sobre los procesos de elaboración artesanal e industrial de los quesos, se recorren áreas de cría de animales y de extracción de materias primas. Se sitúa sobre la Ruta Nacional 5 -que conduce hacia la provincia de La Pampa- y es viable completarlo en una jornada de seis a ocho horas aproximadamente, aunque, para lo que poseen de más tiempo, invita a pasar un fin de semana completo en plena Pampa Ondulada.

Los impulsores de esta Ruta del Queso ofrecen visitas guiadas, con degustaciones, comidas y alojamiento incluidos. En tanto, el camino permite también hacer el recorrido de manera independiente, aunque en auto -propio o alquilado-, debido a que son largas las distancias entre los emprendimiento y no existe aún un transporte público o institucional que lo realice.

Declarada de Interés Provincial por el Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, la ruta pone al descubierto la historia del pueblo y gran parte de su cultura. Además de queserías artesanales, alberga también a productores de embutidos, chacinados y frutos.

Ruta del Jamón crudo

La Ruta del Jamón Crudo representa un elemento identitario del municipio bonaerense Marcos Paz, de gran atracción para los turistas. Y es que Marcos Paz está vinculado históricamente a la producción de cerdo. El fiambre que se produce en esta región recibió la denominación del verdadero jamón autóctono.

Esta ciudad, a 117 kilómetros de La Plata, recibió la mención de Capital del Jamón Argentino, por encontrarse en su territorio un destacado frigorífico que por su adecuado proceso para elaborar este chacinado (desde el origen del animal hasta convertirse en la vedette de las picadas) respetando estrictos protocolos bromatológicos, su producto recibió la denominación del verdadero jamón autóctono. Entre los establecimientos se destacan las Cabañas Argentinas del Sol, la Escuela Agraria, el frigorífico La Pompeya y la Planta de elaboración El Artesano.

Ruta del arándano

Esta idea gourmet creció a lo largo de los años y transita por las localidades bonaerenses de San Pedro, Zárate y Baradero, en plena Pampa Ondulada. Un circuito de relax y entretenimiento, a través del cual se visitan diversos establecimientos productores, ubicados a lo largo de la Ruta Nacional 9.

La propuesta de esta nueva Ruta del Arándano incluy, no sólo la degustación de recetas dulces y saladas a base de arándanos, sino también conocer cuáles son los procesos de cosecha y elaboración de los derivados de este “fruto del bosque”, reconocido mundialmente por sus cualidades hipocalóricas, antioxidantes, nutritivas y medicinales.

El arándano es de origen silvestre, se adapta a infinidad de recetas y es muy fácil de cocinar. En el país utiliza en platos tanto dulces como salados, fríos o calientes; también en jugos, helados, productos de repostería e, incluso, ensaladas. Un producto sano y natural que logró integrarse rápidamente a las cartillas de los más refinados restaurantes para acompañar pastas, carnes o postres. Algunos de los establecimientos que integran la Ruta del Arándano ofrecen al viajero visitas guiadas, paseos a caballo o en antiguos carruajes, y degustaciones.

Un comentario en “Por las rutas gourmet de la provincia de Buenos Aires

  1. Pingback: Guía | Dónde comer los mejores quesos del país | Turismo

Deja un comentario