Asombran a los visitantes sus monumentos, como las tres mezquitas históricas -Djingareiber, Sidi Yahiya y Sankoré-, los antiguos portales, las casas de los primeros exploradores, el pozo construido en el lugar donde hace mil años una mujer tuáreg (según narra una leyenda) halló el agua que dio riqueza y poder a la ciudad del desierto. Foto: AFP

Volver a la nota: Regreso a Tombuctú, la «Puerta del Sahara»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × dos =