DESTINO GASTRONÓMICO

Qué ver (y comer) en Cáceres, capital gastronómica de España 2015 

Solo poca gente sabe que Cáceres es un paraíso para los gourmets. Fue elegida por la Federación Española de Hostelería como capital gastronómica 2015.

La Torta del Casar, elaborada con leche de oveja, es una especialidad de la región de Cáceres. Foto: dpa [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuándo ir:

Ideal para:

Solo poca gente sabe que Cáceres es un paraíso para los gourmets. “Aun así, a los visitantes les sorprende siempre lo bien que se pueda comer en Cáceres y en la región“, relata el famoso chef Toño Pérez, considerado como el cocinero más creativo de España en 2014. No es de extrañar, por tanto, que la Federación Española de Hostelería eligió a Cáceres como capital gastronómica 2015.

Durante todo el año, los restaurantes de Cáceres intentan atraer a clientes con especialidades y menús regionales donde no pueden faltar platos sustanciosos como migas del pastor con chorizo y pimentón picante, perdiz, liebre, jabalí y venado.   En Extremadura hay rutas gastronómicas que les permiten a los turistas conocer los vinos, variedades de queso o embutidos de la región. Además, en esta comunidad española se llevan a cabo competencias de tapas y varias fiestas populares.

En octubre, la ciudad de Casar celebra lo que es probablemente el queso más famoso de la región, la torta del Casar, un queso blando, casi líquido, hecho de leche de oveja.`En Alcántara, el cerdo ibérico de bellota es en primavera el protagonista de las tradicionales fiestas de la matanza.     Una especialidad es el jamón ibérico, muy aromático. Durante tres años, el jamón se seca al aire libre, explica Carlos Bautista, originario de Montánchez, un pueblo de montaña cercano a Cáceres. Hay que invertir muchas horas de trabajo y la cría de los cerdos es cara, pero merece la pena: 100 gramos de jamón ibérico cuestan hasta 30 euros (unos 34 dólares). Por esta razón, a este jamón se le llama “oro negro”, por el color que tienen los cerdos ibéricos.

En Cáceres confluyen influencias de la gastronomía árabe, portuguesa, castellana y judía, explica Miguel Ángel Gil, quien dirige el programa de la captalidad gastronómica de Cáceres 2015. Los conquistadores árabes no solo dejaron como herencia las gruesas murallas y cisternas del centro histórico de la ciudad, que datan del siglo XII, sino también muchos condimentos y recetas para dulces.

También era muy fuerte la influencia de los monasterios. En el jardín del monasterio de Guadalupe, los monjes cultivaban frutas y verduras todavía desconocidas en aquella época como tomates, patatas o pimientos, que los conquistadores extremeños trajeron a España desde el Nuevo Mundo.

Cáceres ofrece muchas sorpresas, tanto en el ámbito turístico como gastronómico, y lo quiere mostrar en 2015. Incluso muchos españoles no conocen los encantos gastronómicos de la ciudad ni saben que esta cuenta, junto con Tallin, con uno de los centros históricos medievales mejor conservados de Europa. Cáceres fue declarada en 1986 por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

DATOS ÚTILES

Cómo llegar: Cáceres está situada en el suroeste de España, cerca de la frontera con Portugal. Ir en avión a Madrid y desde allí en coche de alquier a Cáceres, un viaje que dura unas tres horas. Durante todo el año se llevan a cabo en Cáceres fiestas populares y eventos gastronómicos.  Se pueden encontrar informaciones en la página web www.cacerescapitaldelagastronomia.es.

Deja un comentario