ECOTURISMO EN ARGENTINA

Ecoturismo y avistaje de aves en la reserva Laguna de los Pozuelos

Con cerca de 30 mil ejemplares de flamencos de las tres especies argentinas, es uno de los destinos favoritos para realizar turismo al natural.

Esta extensión de 16 mil hectáreas de naturaleza se encuentra al noroeste de la provincia de Jujuy, en plena región de la Puna. Foto. Blog Pyejujuypozuelos [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: , ,

Cuándo ir:

Ideal para: ,

Al noroeste de la provincia de Jujuy, en plena región de la Puna, se encuentra una extensión de 16 mil hectáreas que, cercada por las sierras de Cochinoca y San José, acoge a una de las mayores concentraciones de aves del país. Ubicada entre las localidades de Rinconada, Lagunillas, Yoscaba, Cieneguillas y Pozuelos, Laguna de los Pozuelos fue declarada Monumento Natural en 1981 y, nueve años más tarde, “zona intangible” de la reserva que lleva su mismo nombre.

Con cerca de 30 mil ejemplares de flamencos de las tres especies argentinas, se convirtió en uno de los destinos favoritos para realizar eco turismo. Los amantes del avistaje llegan al Parque desde San Salvador de Jujuy por la ruta nacional 34, pocos metros después del puente sobre el río San Lorenzo, a 120 kilómetros de San Salvador de Jujuy, para luego tomar la provincial 83 donde está ubicado el ingreso al área protegida.

También arriban desde la ciudad Libertador General San Martín, donde un colectivo parte por la mañana y atraviesa el parque rumbo a Valle Grande, para regresar en horas de la tarde por Mesada de las Colmenas y Aguas Negras. A estas tierras áridas, los turistas y visitantes suelen llegar entre los meses de marzo y abril, una vez terminada la época de lluvias y cuando el Parque está dispuesto a recibirlos en su mejor momento con miles de flamencos que pintan la laguna de rosa.

Estas aves acuáticas de gran tamaño que nidifican en las playas son uno de los grandes atractivos del lugar. A su acerbo avícola se le suma una importante población de macá plateado, guayata, pato juarjual, la gallareta gigante, la avoceta andina y el cholito puneño, entre las aves estables más destacadas que sobrevuelan las planicies y bolsones cercados por los cordones montañosos.

Este extenso altiplano que se ubica en una gran cuenca cerrada sin salida al mar -entre los 3.400 y 3.800 metros sobre el nivel del mar– se caracteriza por la extrema aridez del clima y suelos expuestos a la erosión hídrica y eólica. Este escenario condicionó el desarrollo del bioma, razón por la cual ciertas especies presentaron adaptaciones particulares y se convirtieron en propias de la región. Sobre la laguna y en sus contornos se puede avistar a más de 90 especies aladas, algunas de las cuales sólo se dejan ver por la Puna y los Altos Andes.

Además de los flamencos, habitan el Monumento Natural grandes cantidades de patos como el maicero y el barcino, así como el puna, exclusivo de la región, de capucho oscuro y pico celeste azulado. Cerca de la laguna pueden verse los nidos hechos de juncos y plantas acuáticas de distintas formas y colores, de las tres especies de gallaretas propias de la zona, la andina, la cornuda y la gigante.

Los chorlitos posan sus largos picos y patas en las zonas aledañas de la laguna para alimentarse de insectos, larvas y vegetales. Muchos de ellos migran anualmente desde el norte, donde tienen sus nidos, hacia nuestro país; mientras otros nidifican en la región patagónica recorriendo migratoriamente hacia el norte de la Argentina. Durante la época de migración se pueden ver numerosas bandadas de chorlitos que frecuentan la laguna y escapan del invierno de las regiones árticas.

Entre las especies endémicas, está la avoceta andina que adaptó su pico, hoy de forma larga y curvada hacia arriba, para capturar a los pequeños invertebrados que habitan la laguna y son fuente principal de alimento. A esta prolífica colección, la estepa circundante aloja también a vicuñas, suris, pumas, zorros, piches, aguiluchos y cóndores.

Gracias a su variada fauna y su fascinante espejo de agua, de unos 25 kilómetros de largo y 9 de ancho, Laguna de los Pozuelos se convirtió en 1992 en el primer sitio Ramsar del país, una denominación que corresponde a una misión de promoción y coordinación de una acción planetaria a favor de hábitats amenazados, como lo son los humedales de esta región. Este Monumento Natural carece de servicios turísticos, con entrada libre y gratuita, los visitantes se alojan en Abra Pampa, a 50 kilómetros del parque, donde hay cuartos residenciales, comedores y estaciones de servicio.

2 Comentarios en “Ecoturismo y avistaje de aves en la reserva Laguna de los Pozuelos

  1. Pingback: La Puna jujeña, tesoro del Norte argentino (GUÍA DE VIAJE) | Comer, Viajar, Amar

  2. La nota confunde como llegar al parque, ya que describen como llegar al parque nacional Calilegua (ecosistema de las yungas) que si se encuentra a pocos kms de Libertador San Martin y la ruta 34, en cambio a laguna de Pozuelos (ecosistema de la Puna) se llega por la ruta nacional 9, pasando por Humahuaca y llegando a Abra Pampa desde donde se debe hacer unos 50kms por ripio.

Deja un comentario