ERUPCIÓN DEL VOLCÁN CALBUCO

Neuquén y Río Negro recomiendan no viajar a la zona de las cenizas

En las tres ciudades andinas afectadas las instituciones hoteleras mantienen alojados sin cargo a los turistas que no pudieron volver a sus lugares de origen.

Vista del lago Nahuel Huapi cubierto por las cenizas del volcán Calbuco, ubicado a 100 kms de la frontera entre Argentina y Chile. Foto: AFP [ Ver fotogalería ]

26 de abril de 2015

Las autoridades de los centros invernales de Neuquén y Río Negro aconsejaron no viajar por el momento al sur por los problemas que originó la erupción del volcán chileno Calbuco, ubicado a 100 kilómetros al este de la frontera, aunque destacaron que la situación tiende a normalizarse. El Ente Municipal de Promoción Turítica (Emprotur) de Bariloche informó que las actividades en esa ciudad rionegrina “se normalizan en forma gradual y constante”.

En relación con el alojamiento de visitantes, las instituciones hoteleras de San Carlos de Bariloche mantienen el ofrecimiento de hospedaje sin cargo a aquellos pasajeros que no hayan podido retornar, según informa la agencia Télam. Si bien la caída de ceniza volcánica no alcanzó los niveles de la producida en 2011, los vuelos a y desde los aeropuertos de la zona continúan cancelados, por lo que las autoridades empezaron a organizar los regresos por vía terrestre.

El jefe de Defensa Civil de Bariloche, Pablo Cavalli recomendó a los turistas “postergar las excursiones hasta dentro de 15 días” ya que habían llegado a la zona 600 turistas de los cuales “400 pudieron volverse“. Agregó que analizaban “ordenar el regreso por vía terrestre a Buenos Aires o vía Esquel” -en avión- según se comportara la nube de ceniza y en caso de que no se disipase en lo inmediato.

Salvador Vellido, secretario de Turismo de la ciudad neuquina de San Martín de los Andes, avaló el pedido y aclaró que actuaban en conjunto con los rionegrino. Mientras tanto Marcelo García Leyenda, secretario de Turismo de Villa La Angostura destacó que en los últimos días llegaron 1.000 turistas y ahora quedarán 300, lo que equivale al 10 % de la capacidad hotelera.

Las autoridades de las tres ciudades andinas pidieron a las instituciones hoteleras de la zona que mantengan alojados sin cargo a los turistas que no pudieron volver a sus lugares de origen, en otra decisión de conjunto ante el fenómeno. En los tres lugares las excursiones, por ejemplo a las zonas de los lagos, estaban suspendidas -también de común acuerdo-, por la transitabilidad de las rutas y para no exponer a los visitantes a ningún riesgo en esta ocasión.

Por su parte, la Administración de Parques Nacionales informó que debido a la erupción del volcán y la consiguiente precipitación de cenizas sobre poblaciones urbanas y rurales de Rio Negro y Neuquén, se tomaron una serie de medidas preventivas en los Parques Nacionales Laguna Blanca, Lanín, Los Arrayanes, Nahuel Huapi, Lago Puelo y Los Alerces para garantizar la aplicación de los protocolos de seguridad previstos para estos casos. Los parques continúan abiertos, a diferencia de los chilenos, pero bajo la vigilandia de la Coordinación de Lucha contra Incendios Forestales (CLIF), en virtud de su capacidad logística y de la experiencia en este tipo de emergencias.

Deja un comentario