ESPAÑA

Barcelona, saturada de turistas

El incremento de turistas va en paralelo al aumento del malestar de los ciudadanos, que el año pasado se manifestaron varias veces.

El número de turistas que llegan a Barcelona, ciudad de 1,7 millones de habitantes, fue aumentando hasta sumar el año pasado 7,5 millones. Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

5 de julio de 2015

Barcelona puede morir de éxito”, dijo la autora de un informe sobre el turismo en la ciudad, y apeló al nuevo gobierno municipal a gestionarlo ante el “rechazo cada vez mayor” de los habitantes hacia los turistas. “Si no se aplica una buena estrategia, se corre el riesgo de que Barcelona se convierta en Venecia“, según Marta Monedero, coautora junto a Núria Cuadrado de “El sueño de Barcelona. ¿Una ciudad para vivir o para ver?“.

En Venecia la población autóctona pasó de los 180.000 habitantes de los años 60 a los 60.000 de la actualidad. El número de turistas que llegan a Barcelona, ciudad de 1,7 millones de habitantes, fue aumentando hasta sumar el año pasado 7,5 millones, lo que le convierte en la tercera ciudad europea más visitada, luego de Londres y París. El turismo supone el 14% del Producto interior bruto (PIB) para la ciudad.

El incremento de turistas va en paralelo al aumento del malestar de los ciudadanos, que el año pasado se manifestaron varias veces en algunos barrios de la ciudad, en especial en la Barceloneta, en contra de la proliferación de apartamentos turísticos. La nueva alcaldesa, Ada Colau, apoyada por el partido Podemos, anunció esta semana que suspenderá de forma temporal la concesión de licencias para hoteles y apartamentos turísticos para elaborar, mientras tanto, un nuevo plan regulador para el sector.

Hay un hartazgo cada vez mayor. Hay un rechazo porque el turismo ha acrecentado las desigualdades, ha encarecido las viviendas y ha expulsado a la gente de sus barrios. En un momento de crisis ha creado crispación“, explica Monedero. Al aumento de turismo contribuyeron el hecho de que Barcelona se haya convertido en un hub europeo para las compañías aéreas low cost y al aumento de la llegada de cruceros. “La marca Barcelona sigue funcionado pero el modelo, ya no, no se ha puesto al día debiendo a la rapidez con la que cambió la ciudad y ahora se tiene que reformular“, opina Monedero.

La ciudad “siempre se ha reintentado a través de grandes eventos“, como las exposiciones universales de 1888 y de 1929, y los juegos olímpicos de 1992, pero “el modelo a golpe de acontecimiento ya no funciona”. Monedero pone como ejemplo Amsterdam, que “recondujo el turismo y ya no solo es gente que va atraída por los coffee-shop sino que ahora recibe un turismo familiar”. En Barcelona se han empezado a tomar medidas como regular la entrada de turistas en el mercado de La Boquería, en la Rambla.

Deja un comentario