MONTEVIDEO / RADISSON VICTORIA PLAZA

El hotel donde se teje la política (y sus caprichos)

La imponente piscina semiolímpica deslumbra menos que las historias de alcoba que atesora. Es el preferido de los presidente americanos. Caprichos de estadistas.

Construido por la compañia Pan American Airways en 1953, en 1999 fue adquirido por la cadena Radisson. Presidentes, reyes, artistas y personalidades se hospedaron en este hotel. Foto: Gentileza Radisson Victoria Plaza/Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región: ,

Ideal para:

Por Alejandro Bellotti (Diario PERFIL)

El chisme se teje como leyenda, y todavía resuena en las entrañas del edificio: “A las 4 de la mañana quiero la pista de jogging lista”. El pedido llegó a los oídos de sus centuriones apenas cruzaron las puertas del hotel. En febrero último, durante la asunción de Tabaré Vázquez, los malabaristas de la seguridad del presidente Evo Morales -permeables a las excentricidades del jefe- y los asistentes del hotel trabajaron en conjunto para cumplir con el requerimiento del mandatario.

Muchos recuerdan también el escándalo que suscitó en mayo de 2013 la visita del presidente Nicolás Maduro. En aquellos días los informes periodísticos condenaban los elevados gastos de la comitiva, que tomó tres plantas del edificio (4.500 dólares la suite del presidente, 1.100 cada una de las copadas por la delegación).

Nimiedades en comparación con los requisitos de los funcionarios estadounidenses que desembarcaron para la asunción de Julio María Sanguinetti, en 1985. Por entonces, el enviado de Ronald Reagan, George Schultz, exigió cuatro pisos de distancia con la representación soviética y al menos dos con la delegación nicaragüense capitaneada por Daniel Ortega.

Como sea, si pudiéramos sistematizar un ranking de hoteles con historia, donde las conversaciones allí trenzadas quedarán documentadas, el Victoria Plaza de Montevideo ocuparía uno de los primeros puestos del podio.

Situado frente a la Plaza Independencia, en el corazón del distrito comercial y financiero de la ciudad, el hotel ofrece todas las comodidades de un cinco estrellas: amplio lobby con barra y piano; habitaciones con TV por cable, minibar, internet, spa, gimnasio, salas de reuniones.

Sin embargo, una increíble piscina cubierta de 25 metros lo vuelve único. Desde el agua pueden contemplarse unos atardeceres de ensueño que bañan el puerto y la costanera. Arcadia, el restorán del piso 25, explora las delicias gastronómicas internacionales.

Para los orígenes del Victoria Plaza hay que remontarse a los años 40, cuando la Inter Continental Hotels Corporation, fundada por Julian Tripper -por entonces presidente de Pan American Airways- decidió acompañar el desarrollo de la compañía aérea en Sudamérica con la construcción de hoteles de lujo para los viajeros. El Victoria Plaza se inauguró en 1953 y desde entonces aglutina la actividad social, política y comercial más grande de Uruguay. Luego de fusiones y cambios de mando, en 1999 quedó bajo la dirección de la cadena Radisson.-

Deja un comentario