Una piscina sobre los tejados de Singapur: En el hotel «Marina Bay Sands» está situada la piscina más alta del mundo pero de uso solo para los huéspedes. Sin embargo, todo el mundo puede acceder al mirador del hotel. La entrada cuesta 23 dólares singapurenses (unos 15 euros o 17 dólares estadounidenses). Si uno quiere evitar este gasto, puede disfrutar de la misma vista panorámica en el bar «Cé La Vi», que también pertenece a la instalación hotelera. Foto: dpa

Volver a la nota: Fotos | Las 6 atracciones turísticas imprescindibles de Singapur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + diez =