En Herrnbaumgarten, una pequeña población situada a 212 metros de altitud, a una hora de Viena, se mira al mundo con un enfoque distinto, siempre en alegre equilibrio entre la originalidad absurda, la amable profesionalidad y el comprensivo malentendido. La pieza más preciada de las absurdidades es el Nonseum, un museo lleno de objetos sin sentido: un protector de tacón de zapatos, aparatos de ortodoncia para dentaduras postizas y hasta «agujeros portátiles» son solamente algunos ejemplos de los objetos allí expuestos. Foto: AFP

Volver a la nota: Fotos | El Nonseum, el museo de cosas que no sirven para nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − seis =