CONSEJOS DE VIAJE

Siete consejos para armar la valija y no morir en el intento

¿La valija no cierra? No hay que desesperarse. Si seguís estos siete consejos, armar tu equipaje incluso puede ser algo fácil y hasta relajante.

Foto: Pixabay [ Ver fotogalería ]

Ficha

“¡Todavía no hice la valija!”. Esta frase pronunciada antes de las vacaciones o de cualquier tipo de viaje puede desatar un drama. ¿Qué debo llevar conmigo? ¡La valija no cierra! Sin embargo, no hay que desesperarse. Si seguís estos siete consejos, armar tu equipaje incluso puede ser algo fácil y hasta relajante.

1. Los medicamentos y dispositivos electrónicos van en el equipaje de mano

Puede ser que ocurra un caso de emergencia médica a bordo del avión y que el pasajero diga que sus pastillas se encuentran en el equipaje facturado. Los medicamentos que el pasajero necesita siempre deben estar a mano, porque el equipaje facturado puede perderse. También la notebook, la tabla, la cámara fotográfica o cualquier dispositivo electrónico deben estar en la cabina. Dentro de tu valija, estos aparatos pueden sufrir daños y el derecho de indemnización es limitado. Una compensación por daños tiene un límite máximo de unos 1.200 euros (unos 1.370 dólares).

2. Los líquidos y las cremas deben meterse en la valija

Los frascos que contienen más de 100 milímetros no pueden ir en el equipaje de mano. Esta regla no es nueva, pero muchas veces los pasajeros la ignoran. En el aeropuerto de Frankfurt, por ejemplo, se juntan cada mes como promedio unas 50 toneladas de bebidas y productos cosméticos. Lo mejor es meter los líquidos que van en el equipaje de mano dentro de una bolsa transparente y bien cerrada.

3. No llevar toallas o secador de pelo (Generalmente hay en los hoteles)

La bloguera de viajes Yvonne Zagermann incluso opina que el secador de pelo es “totalmente innecesario”. El mayor error que uno comete al hacer la maleta, dice Zagermann, es meter demasiadas cosas en ella por miedo de olvidar algo y porque la mujer “quiere ponerse durante las vacaciones justamente ese vestido que cuelga en el ropero“. Según su propia experiencia, en las vacaciones pasa lo mismo que en el día a día: “uno siempre se pone únicamente las prendas favoritas, y el resto se queda en la valija”.

4. Enrollar en vez de doblar

Si la ropa se enrolla, caben más prendas en la valija. Sin embargo, hay que enrollar de forma apretada y con cuidado. Zagermann usa además bolsas de vacío, con las que se pueden comprimir aún más las prendas de vestir. El espacio que sobra en la valija no debe llenarse completamente, porque casi todo el mundo va de compras durante las vacaciones y entonces existe el riesgo de que haya que pagar exceso de equipaje.

5. Aprovechar el espacio de la valija estratégicamente

Llenar los huecos: primero deben meterse en la valija los pantalones y los zapatos, que son los que más pesan. Las medias y la ropa interior deben meterse enrollados en los zapatos. Después se distribuye el resto de la ropa. Los huecos pueden llenarse con cosillas. “Y la elegante camisa para la noche es mejor meterla detrás de la red o en la parte superior de la maleta”, recomienda Steffen Homoelle, auxiliar de vuelo de la compañía Air Berlin.

6. Si viajás con tu pareja, distribuí el equipaje entre dos valijas

Una valija puede perderse temporalmente. Por esta razón, Homoelle recomienda a las parejas que distribuyan sus pertenencias entre los dos bolsos. En el equipaje de mano pueden meterse la ropa interior, las medias y la ropa de baño.

7. Asegurar el equipaje

Homoelle aconseja usar un candado para la maleta. En caso de duda sobre el contenido, los empleados aeroportuarios pueden abrir estos candados con una llave universal. “Si la maleta no tiene un candado TSA, la abren rompiéndola“.

Deja un comentario