BARCELONA / EL BOSC DE LES FADES

En este bar barcelonés, los cuentos son parte de la realidad

Como si se atravesara el fondo del armario, el barrio gótico de Barcelona tiene en este bar un pasaje al universo de los cuentos maravillosos. Allí nada sorprende. Fotos.

¿Tragos preparados por hadas hechiceras del bosque? Suena a cuento, pero en el bar “El Bosc de les Fades”, el cuento maravilloso es parte de la realidad, como lo pide el género literario. Foto: Cedoc Perfil [ Ver fotogalería ]

Ficha

Región:

Cuánto tiempo ir: días

Cuándo ir:

Con quién ir:

Ideal para:

Por Cynthia De Simone (Diario PERFIL)

(20 de septiembre de 2015) ¿Tragos preparados por hadas hechiceras del bosque? Suena a cuento, pero en el bar “El Bosc de les Fades”, el cuento maravilloso es parte de la realidad, como lo pide el género literario. En un pasaje del barrio gótico de Barcelona –a escasos metros del Museo de Cera–, la entrada es una réplica de un bosque mágico en tamaño natural, con árboles de tronco grueso y tupido follaje, plantas artificiales, cascada y hasta un puente que cruza un pequeño río.

En los rincones hay duendes merodeando y sobre una fuente un hada arrodillada, desnuda. Tiene largos cabellos ceniza oscuro, y se le puede pedir deseos, moneda mediante. Si tiene suerte, puede vivir otra de las especialidades escenográficas del bar: la simulación de tormenta. Eso sucede a una hora incierta, el “cielo” del bar se oscurece y parece que se desplomará el mundo.

Mesas y sillas de madera, árboles con “caras” y expresiones truculentas, en cuyos troncos funcionan barras para tomarse un trago. Farolitos que cuelgan del salón, viejos candelabros de plata, suaves melodías de fondo con sonidos de la naturaleza. Rodeada de vegetación y piedras entre las que habitan criaturas fantásticas, la decoración excéntrica no sólo se limita al bar. También hay una sala que simula el interior de una casa encantada con muebles antiguos, cama barroca, soldaditos de madera y la estatua de una mujer suspendida en el aire. Todo suma calidez a este espacio donde lo real se confunde con lo onírico-fantástico.

Además de infusiones como café, té rojo y negro desde € 2, se puede optar por una amplia variedad de cervezas a € 3,30 y también coctelería, daikiris y copas de sangría por € 8. Después de las 5 de la tarde los precios tienen un recargo adicional, por eso se recomienda ir temprano. Para comer hay tapas, croquetas € 3,90 y empanadas a € 2,90. Antes de partir, última sorpresa: una colección de mariposas “iluminadas” exhibidas en vitrinas, y tienda de regalos con origamis con formas de animales, trolls y muñequitos de hadas y gnomos. El Bosque de las Hadas no es sólo un espacio gastronómico, sino una inmersión en un universo paralelo.

GALERÍA DE FOTOS

Datos útiles. En el bar no hay camareros, cada cliente hace su propio pedido en la barra. Uno de los platos más pedidos son los “montaditos”, pequeño bocado gourmet de unos diez centímetros relleno con jamón serrano, calamares, queso y tomate (entre otros gustos), que cuesta desde € 5. Se recomienda ir temprano, porque cuanto más tarde es, más se llena de gente. El Bosc de les Fades se encuentra en Passatge de la Banca, 5, Barcelona. El teléfono es 933 172 649. Abre todos los días de 10 a 1 de la mañana. Los fines de semana abre hasta las 2. Se puede llegar hasta allí con el metro: Drassanes L3 y con los buses 120, 14, 59, 91, 64, D20 y H14.

Deja un comentario